Cuando alguien te ama, no necesita decirlo, lo sabes por la manera en que te trata.

0
1274

No entiendo realmente cuál es tu interés por retenerme sabiendo que no soy a quien buscas, porque si yo me he dado cuenta de eso claramente tu deberías saberlo mucho mejor que yo.

No pretendo darte clases de vida, quizás has tenido más experiencias de las que yo, pero con la poca que yo tengo puedo darme cuenta si las cosas van bien o si lo mejor sería decir adiós, antes de que los sentimientos crezcan más, antes de que duela más, antes de que pueda ser demasiado tarde y sienta miedo de dejarte, “cuando las cosas comienzan mal igual acaban”, porque no puede nacer algo bueno de una relación que se entiende, que no se compromete, que en realidad no se aman, puede llegar a nacer la costumbre o la necesidad de permanecer con esa persona por miedo o por capricho, pero eso no es lo que yo quiero para mí.

Me gustaría que pusieras al menos la mitad del empeño que pones en convencerme con tus palabras y lo dedicaras a materializarlo con situaciones tangibles y creíbles, porque lo que me dices con tu boca lo desmienten tus acciones, ¿Cuáles acciones te podrías preguntar?, pues te diré algunos ejemplos para que trates de ubicarte, pero no los listaré todos porque no pretendo escribir una biblia si no una nota de adiós.

Principalmente se nota en tu falta de interés en vernos, cada vez son mas recurrentes las ocasiones en las que me cancelas la salida “porque algo urgente paso”, y al preocuparme de tu situación te he pedido que me permitas acompañarte en tus momentos difíciles, pero claramente no me quieres a tu lado en ese momento, no sé la razón, tampoco quieres darme explicaciones, solamente te cortas diciendo que hay algo verdaderamente urgente que necesita tu pronta atención, y aunque las primeras veces era algo comprensible, llega un momento en el que se entiende que es un mero pretexto para no vernos.

También se nota mucho en la falta de interés con respecto a mi vida, porque solamente sabes de mi lo que yo te he contado, pero ha sido muy rara la ocasión que me has preguntado algo por tu propia iniciativa, las únicas veces que lo hiciste fue para hurgar en mi pasado y saber cuantos novios había tenido o si seguía siendo virgen, cosa que obviamente me molesto, porque si me hubieras preguntado muchas cosas y entre toda ellas eso hubiera estado bien, pero tu interés era claramente sexual y machista, me preguntaste sobre me pasado como calculando “que tanto me había devaluado por el uso”.

Podría seguir la lista, pero con el claro desinterés que muestras por mi no estoy segura de que termines siquiera de leer esta carta, así que lo dejo así nada más y quiero pedirte que no insistas más, no quiero volver contigo, porque cuando alguien te ama no necesita decirlo, te das cuenta por la forma en que te trata.

Autor: Chivy