Nadie que haya sembrado el mal cosechará felicidad.

0
1695

Sigo sin comprender como es que existen personas como tú, personas con la sangre tan fría que son capaces de sembrar dolor a su paso, que no les importa nada ni nadie, y que solo se dedican a inflar su ego falso de “victorias” que no son otra cosa que mentiras y engaños, nadie que haya hecho lo que tu debería sentirse tranquilo con sus acciones ni mucho menos orgulloso, pero aun así aquí estamos, yo con el corazón herido y tu que te sientes como si levantaras un trofeo.

Al principio no hacía más que aborrecerte y maldecir el día en que se cruzaron nuestros caminos, quería verte arder en tus propios pecados, quería cobrarme ojo por ojo lo que me hiciste, quería que fueras el más infeliz del mundo y quería poder estar ahí para verte retorcerte del dolor, solo quería justicia, solo en eso pensaba, y sin darme cuenta esos pensamientos estuvieron a punto de convertirme en alguien como tú, pero afortunadamente me di cuenta de lo que me pasaba y decidí dejar la venganza de lado.

De cualquier manera no necesito hacer nada, el tiempo se encargara de hacerte ver tus errores, y sé que no estaré ahí para verlo, sé que no podre apuntarte con mi dedo y decirte “ahora sabes lo que se siente”, pero no me hace falta tampoco, esperarte, seguirte, u ocasionar que ese dolor llegue antes a tu vida con el simple fin de presenciarlo me convertiría en una persona vacía y carente de significado, desperdiciaría mas de mi valioso tiempo y te daría ese protagonismo que tanto te gustaría, en pocas palabras nos iríamos juntos al mismo infierno, tu por tus actos y yo por seguirte solo para ver en que momento el karma hace su trabajo.

Pero no eres tan importante como para perder mas tiempo contigo, de hecho seguir con mi vida es la manera más certera que tengo de demostrarte lo poco que para mi vales, seguiré mi camino y tu el tuyo, y espero poder encontrarme con personas muy diferentes a ti en el futuro, espero ser recompensada con alguien que valga la pena y que sepa apreciar el amor de una buena mujer, y en realidad me tiene muy sin cuidado lo que desde aquí pase contigo, pero de una cosa estoy muy segura: Nadie que haya sembrado el mal cosechará felicidad, quizás podrás parecer exitoso ante los ojos de los demás, pero por dentro estarás siempre vacío justamente como ahora lo estas.

Autor: Chivy