No me haces falta, pero te extraño.

0
1263

He de decir que mi mundo sigue girando como cuando estabas aquí, nada me falta, estoy completa en todos los sentidos, no puedo decir que muera de tristeza, o que mi corazón se cerró al amor, puedo sonreír sin fingir nada, puedo ser yo misma, aunque hay una parte de mi que se quedo contigo, no es difícil continuar con mi camino, creo que siempre fui una persona independiente y quizás por eso no me costó tanto perderte.

Nuestras historias siguen en mi mente, puedo recordar con claridad cada momento que vivimos juntos, pero al recordar no me invade la tristeza, sigo hacia adelante sin arrepentimientos, es por eso que sé que puedo ser objetiva con respecto a todo lo que nos pasó, es por eso que puedo admitir sin tener miedo de nada que, aunque no me haces falta te extraño.

Creo que lo nuestro fue una de esas relaciones extrañas en las que las personas se juntan por que quieren estar cerca, me refiero a que muchos buscan en sus parejas alguien que les complemente, que les haga fuertes, que les haga reír, o que de alguna manera les llene de aquello que a ellos les falta en su vida, es por eso que sufren demasiado al separarse, porque siempre nos acostumbramos rápidamente a las cosas buenas y porque tenemos la tendencia a dar por hecho todo lo que tenemos aunque realmente no venga de nosotros si no de nuestra pareja.

Pero hay situaciones raras como dije, en las que las personas se unen porque quieren, porque les agrada la otra persona, no necesitan nada de ella, pero disfrutan de esa cálida compañía, son personas que están porque quieren y no porque necesitan, son personas que ya son auto suficientes pero saben que la alegría siempre es mejor cuando se comparte y puedo ver claramente que lo nuestro fue algo así, fuimos dos personas que nos amamos porque queríamos, porque nos gustábamos y punto, y quizás también por eso fue que nos separamos así de fácil.

Pero sigo teniendo esta sensación de no necesitarte en mi vida y sin embargo, hecho de menos nuestras eternas platicas sobre cosas complejas o la inmortalidad del cangrejo, esa manera tan nuestra de querernos, esa visión que compartíamos sobre las cosas importantes y como nos repudiaban las mismas cosas triviales, nunca pensé en volver sobre mis pasos, nunca creí tropezar de nuevo con la misma piedra, pero lo nuestro definitivamente no fue una equivocación y no tengo un mal sabor al recordarte a mi lado, así que por eso y a pesar de lo que siempre pensé estoy dispuesta a aceptar tu petición de volver a intentarlo.

Autor: Chivy