El para siempre no existe, es más correcto decir mientras dure.

0
608

Sé que no todos me han mentido, sé que quizás algunos de aquellos que prometieron quedarse por siempre conmigo lo sintieron verdad en su momento, pero las personas cambiamos, nos transformamos y nos adaptamos, eso nos convierte algunas veces en personas completamente opuestas a las que éramos hace algunos años, todas las experiencias vividas no son en vano, y es inevitable el adaptar nuestra mentalidad a la realidad que hemos experimentado, no por maldad, ni por querer incumplir una promesa, simplemente porque fuimos afectados de alguna manera y no hay forma de volver atrás, ahora somos personas distintas, ahora queremos algo diferente, ahora pensamos de otra manera.

Quizás por eso cometemos el error de aferrarnos demasiado a una realidad que ahora ya no es la nuestra, a personas que ya no nos llenan, a condiciones que ahora nos incomodan o simplemente ya no nos gusta, y a veces esa promesa que alguna vez hiciste con todo el corazón se convierte en una pesada carga que llevamos a cuestas, a veces no somos nosotros los que hemos cambiado, a veces cambia nuestro compañero, y eso hace que de igual manera las cosas se salgan de control, pero queremos continuar viviendo como si nada pasara, y creemos que con hacer la vista gorda es suficiente, pero esa realidad que en algún momento quisimos ignorar dejándola sobre nuestras cabezas llega a convertirse en algo tan pesado que nos cae encima.

Nadie tiene la culpa de cambiar, ya que pocos lo hacen de manera consiente, sin proponérselo, e incluso sin darse cuenta, pero cuando las cosas han cambiado lo mejor es aceptar los hechos y decirlo abiertamente, no vale la pena “sacrificarse” por la otra persona si eso equivale a nuestra propia infelicidad, o a una posible infidelidad en el futuro, porque nadie puede soportar por siempre el peso de una mentira o falsedad, y creo que todos agradeceríamos de mejor manera que nos dijeran la verdad en nuestra cara, que terminar descubriendo por las malas que la otra persona ya no nos amaba.

A veces es imposible frenar nuestras ganas de hacer promesas sobre el mañana, sobre situaciones que desconocemos, simplemente porque en el momento nos parece que sería imposible vivir sin aquella persona a la que amamos tanto, pero creo que deberían dejarse de hacerse este tipo de promesas que casi nadie puede cumplir, o que algunos terminan tratando de cumplir de mala manera, es mejor aceptar que así como las personas nacemos y morimos, también nuestros sentimientos pueden morir o cambiar, y no forzar las cosas cuando ya no sean gratas para las dos partes, es mejor ser conscientes de esto y tener la mentalidad de que aquella persona estará con nosotros “mientras dure” y en lugar de exigir un “para siempre” exigir sinceridad y fidelidad, al menos hasta que el sentimiento de amor permanezca, y en mi caso si se acaba lo único que pido a cambio es que me digan de frente que me “han dejado de amar”, si hay razones bueno, si no las hay suele ser más duro, pero por duro que sea lo prefiero a un engaño más.

Autor: Sunky