Esta vida no era tan fácil, ni feliz como me hicieron creer que sería.

0
618

No sé si esto solo me pase a mí, no sé si en realidad soy una persona negativa más que realista, no se si mis experiencias me han golpeado tan fuerte que he sido capaz de perder la perspectiva, pero mientras más vivo y conozco del mundo, esta vida cada vez me decepciona más, no entiendo en realidad si fue que me engañaron como a muchos, siendo yo una niña me hicieron creer que la vida era bella, que las personas eran buenas, que todo estaba lleno de colores y olores hermosos e infinitos, tenía tanta prisa por crecer y conocer ese mundo que me describieron mis padres con tanto ahínco que me descuide un poco de disfrutar mi infancia, ya que se suponía que en el futuro estaba lo bueno de la vida, en el estaba el sentido de haber existido.

Durante el tiempo que fui niña de alguna manera estaba cubierta por una burbuja que mis padres crearon a mi alrededor, siempre que había noticias malas (las cuales son la mayoría) mis padres cambiaban el canal, mi padre con sus enormes manos logro por un tiempo tapar el sol con sus dedos, ocultándome la cruda realidad que muchas personas vivían, haciéndome creer que vivíamos en un mundo utópico donde todas las personas eran felices o al menos la gran mayoría de ellas.

No culpo a mis padres de nada, ellos quisieron educarme de la manera en que pensaron que sería más sano educar a una niña, pero al mismo tiempo no me dieron la oportunidad de adaptarme a esa realidad tan distinta de lo que ellos me habían contado, y en el momento en que rompí la burbuja familiar esa cruda realidad me atropello como un camión y me dejo inconsciente por mucho tiempo, no comprendía porque lo que yo percibía era tan distinto de lo que me contaron mis padres, ¿Dónde estaba toda esa paz y armonía?, ¿Dónde estaba ese amor y fraternal entre seres humanos?, ¿Dónde estaban las personas buenas, y todas esas cosas bellas de las que me habían hablado?, lo que estaba frente a mi era un mundo en gris, un caos total, en donde las personas se regían por su propio egoísmo y mentían sin parar.

Quizás esas personas buenas existan, y todo aquello de lo que alguna vez me hablaron mis padres, pero no es que abunde como ellos lo decían, si existen personas así son claramente una minoría, y cuando me cuestiono porque mis padres me ocultaron la verdad a veces creo que en el fondo estaban en lo correcto, a fin de cuentas una niña no esta lista para enfrentarse a un mundo tan siniestro como el que ahora veo, de haber sabido la verdad quizás no hubiera tenido tantas ganas de seguir creciendo, ni la prisa por explorar el mundo entero, quizás la mentira que mis padres me contaron tenía sentido a final de cuentas, porque son esas palabras que me dijeron cuando niña las cuales mantienen aun viva la esperanza en mí, es gracias a esas promesas que me hicieron mis padres que aún no me doy por vencida, y sigo buscando todo aquello que me describieron tan maravillados, aunque mi lógica me diga que es como encontrar una aguja en un pajar.

Autor: Sunky