El desamor es un sentimiento que hace que por un momento no valores la belleza de la vida.

0
1160

Caer en el desamor no es realmente un problema, el desamor es una herramienta que usa nuestro corazón para poder librarse de aquello que le atormenta, es un estado de tristeza y melancolía tan grande que apaga las llamas del amor que aún quedan vivas, nos fuerza a reaccionar y a mirar la cruda realidad, esa realidad que nos habíamos obsesionado con ignorar, esa realidad en la que aquella persona era perfecta y nos amaba sobre todas las cosas, en donde no había otra cosa en su cabeza y su corazón si no uno mismo, esa realidad en la que todo iba viento en popa, y en la que nos esperaba un hermoso futuro al lado de ese hombre con quien formaríamos aquella familia tan añorada.

Sé necesita de esa amargura que solo el desamor nos puede hacer sentir para quitar ese dulce sabor que nos dejo aquel hombre en los labios, se necesita esa tristeza para poder sacarnos a la fuerza de aquella mentira que nos hicieron creer o que nosotras mismas nos inventamos, se necesita de esa soledad para comprender todos los errores que cometimos, y para aprender de nuevo a valorarnos por nosotras mismas, para comprender que seguimos siendo la misma persona a pesar de aquella parte que nos quitaron, se necesita ese dolor para encontrar la resignación necesaria para seguir adelante, para poder continuar nuestras vidas sin la necesidad de seguir mirando hacia atrás, se necesita de un sentimiento igual de fuerte pero en el sentido contrario para arrancarnos ese amor que sentíamos por él, por eso el desamor no es malo, por eso es conveniente que exista, por eso es necesario vivirlo algunas veces.

Pero el desamor al igual que un medicamento de purga no pueden permanecer haciendo efecto mucho tiempo en nosotros, por más necesario que este sea para superar nuestro pasado no debemos permanecer en él más tiempo del completamente necesario, y es que muchas personas creen que mientras más tiempo sufren más enamoradas debieron de haber estado, y esto no guarda una correlación directa, si bien es cierto que el dolor es más agudo mientras más se amaba, el tiempo que dures en ese estado de melancolía no tiene tanta relevancia, cada persona es distinta, y a cada quien le lleva distinto tiempo superar a aquel que se fue, pero es que en verdad hay personas que se quedan en ese estado de desamor impidiendo que la luz del sol vuelva a calentar su sangre.

Por eso insisto que aunque el desamor es necesario para volvernos a la realidad, tampoco es un estado en el que se pueda vivir realmente, porque nos impide enamorarnos de nuevo, nos impide ver todo aquello bueno que nos rodea, nos hace sentirnos tristes eternamente y no nos deja apreciar la belleza de la vida, por eso cuando caigas en desamor permítele hacer su trabajo, pero una vez hecho sal de ahí de inmediato, vivir en desamor te impide que alguien más entre en tu corazón y te haga daño de nuevo, pero también impide que puedas sentir y disfrutar de todo lo bueno que la vida te regala a diario.

Autor: Sunky