A veces tu corazón no quiere admitir, lo que tu mente ya sabe.

0
984

Esta vida termina por contaminarnos, terminamos cayendo en el ritmo acelerado en el que no nos damos el tiempo suficiente para aquellas decisiones importantes, simplemente miramos hacia adelante y suspiramos llenos de ilusión esperando que esta vez sea la persona correcta, pero ¿en que están basadas esas esperanzas?, son sus tentadas débilmente solo por el deseo de por fin encontrar aquella persona que tanto emos esperado, pero el deseo de que así sea y la realidad no tienen nada que ver, y lanzarse de boca a una relación sin pensarlo dos veces denota nuestra clara inmadurez.

La realidad no se transforma con pensamientos ni sentimientos bonitos si estos no están sustentados en algo, si embargo fuiste lo mejor que me había pasado (ya te imaginarás lo mal que me ha ido en la vida), pero es lo que hay y hay que aceptarlo, cuando te conocí creí que serías mío por siempre, creí que la soledad se había terminado y que desde ese momento caminaríamos juntos de la mano, quizás debí darme cuenta desde el principio que todo era demasiado bueno para ser verdad, pero estaba enamorada, estaba incluso un poco desesperada de ver como mis anteriores relaciones terminaron de formas que nunca imagine.

Pero entre tantas decepciones terminas por aprender, terminas por ser mejor detectando aquellos comportamientos extraños que hacen los hombres al mentir, descubres una sonrisa falsa entre aquellos sentimientos de culpabilidad, aunque no quieras de tanto tropezar terminas aprendiendo como caer mejor, sin siquiera intentarlo te das cuenta de lo que esta pasando, te das cuenta de que todo es una mentira, es como un sueño hermoso que ya sabes que terminará mal, pero de alguna manera yo seguí adelante contigo quizás para experimentar un poco más de esa dulce mentira que me sacaría el corazón para hacerlo mil pedazos.

Quizás te sorprendas pero me di cuenta de todo desde hace tiempo, pero mi corazón es mas lento que mi mente, mi corazón es más caprichoso y tonto, no le importa sentir dolor si es capaz de exprimir un poco de dulce amor de esta vida, aunque ese amor fuera solo un engaño que inventaste y que me esforcé por creer hasta el último momento, ambos fuimos cómplices del dolor que ahora siento, es por eso que aunque me usaste y lastimaste me tengo más resentimiento a misma del que a ti te tengo, pero ya bien descubierta toda tu mentira es imposible seguir pretendiendo que tú me engañas y yo que me la creo.

Autor: Chivy