A veces uno también necesita un poco de cariño para seguir dándolo.

0
670

Sé que yo siempre fui la que buscaba esos encuentros cariñosos entre los dos, la que siempre te mandaba un mensaje por las mañanas al despertar, aquella que te preguntaba cómo te había ido en el día, si habías comido, si habías pensado en mi o soñado conmigo, yo era la que te presionaba para vernos, para salir a pasear o incluso para que me hablaras de tu vida, sé que te acostumbre a eso, y que pudiste pensar que las cosas así serían por siempre, pero yo también esperaba que tu cambiarías con el tiempo, y que poco a poco tomarías tu la iniciativa de mandarme algún mensaje, de preguntarme si nos podíamos ver, o simplemente de sorprenderme y llegar a mi casa sin avisarme, eso pensé pero nunca pasó.

Creo que a final de cuentas es algo absurdo que yo esperara que cambiaras, creo que incluso estuvo mal, debí haberte dicho que esperaba que algún día te acostumbraras y me buscaras tu también, que me demostraras tu interés y me preguntaras sobre mi día etc., sé que yo me equivoque porque no se debe de esperar un cambio en las otras personas y mucho menos uno del que dependa el futuro de la relación, pero es que me parecía tan de sentido común que todas las personas se preocupen por su pareja o que le busquen, o que deseen estar más tiempo con ella, y por eso pensé que quizás al principio no lo hacías por timidez o algo parecido.

Pero parece ser que tu eras así de frio, debo decir a mi favor que lo nuestro no iba a funcionar de cualquier manera, porque entonces no lo sabía pero ahora sé bien que yo no puedo estar por mucho tiempo con alguien tan frio como tú, yo necesito también del calor de mi amado, yo también quiero escuchar palabras bonitas o ver por la mañana un mensaje al despertar, quiero que me demuestren su amor y su preocupación por mí y por mis cosas, quiero que me cuiden como yo también cuido a mis parejas y todo eso es ajeno de ti.

Nadie puede sacar nada de la nada, y aunque el amor parezca una fuente inagotable de energía y cariño, todos necesitamos también recibirlo para recargarnos a nosotros mismos, y si bien es cierto que el amor se retro alimenta y parece infinito, nadie es capaz de dar amor por mucho tiempo sin recibirlo también aunque sea de vez en cuando, tu me haz dejado seca de amor y me obligaste a buscarlo por otro lado, y aunque en realidad fuiste tu quien fallo primero, eso no me exime de mi culpa, es por eso que a pesar de haber tenido razones suficientes para comenzar a salir con alguien más me siento culpable de no habértelo dicho en ese instante, me siento culpable de no haber terminado contigo, pero tenía miedo de perder a alguien que creía que era importante, pero en realidad lo único que nos mantenía juntos era la costumbre, porque el amor ya se había secado de nuestra fuente, discúlpame por todo y adiós.

Autor: Sunky