El pasado no se vive, se aprende.

0
729

Hay personas que no entienden la importancia del presente, hay personas que a pesar de haberse equivocado no aprenden, hay personas que solo dedican su vida a mirar melancólicamente los errores que cometieron en el pasado, soñando con poder cambiar aquello inamovible, inmutable como lo es todo aquello que ya aconteció, es por eso que las historias de las maquinas del tiempo nos atrapan a todos, porque sin excepción todos quisiéramos cambiar algo que hicimos mal, pero no tomamos en cuenta que somos lo que somos gracias a todo el camino que recorrimos, y que en los peores momentos es donde se encuentran los momentos de mayor sabiduría personal que podemos experimentar en nuestras vidas.

Porque si bien es cierto que todos somos capaces de cambiarnos o mejorarnos a partir de experiencias bellas y reconfortantes, aquel conocimiento que a quedado grabado para siempre en nuestras mentes proviene sobre todo de los momentos amargos, son los momentos difíciles los que nos hacen apreciar los buenos, son esas subidas y bajadas que experimentamos lo que nos hace sentirnos vivos, porque mientras hay vida, hay esperanza, pero como dije la vida solamente tiene sentido en un plano en donde somos capaces de interactuar con todo, de cambiar nuestro destino, de tomar decisiones, de seguir nuestro propio camino.

Por eso insisto en la importancia de que dejes de mirar hacia atrás, de que pongas los pies en la tierra y afrontes los demonios que tengas en frente, que te des cuenta de que has sido tu el que ha elegido estar en ese preciso lugar y momento, y cuando seas capaz de aceptar este simple hecho, tendrás el poder de dirigirte a un lugar mejor, cuando comprendas que no somos victimas todo el tiempo de los caprichos del destino, serás consiente de que puedes pelear, puedes moverte, puedes cambiar tu presente en algo que sea más digno de admirar que aquellos momentos que han muerto y te han dejado atrás.

Sin embargo, es bueno mirar hacia el pasado, no para contemplarlo y añorar aquellos tiempos, si no para aprender de nuestros propios errores, para adquirir el conocimiento necesario, para que todas aquellas penas y sufrimientos no sean en vano, pero una vez aprendida la lección lo mejor es dejarlo ir, es en el presente donde vale la pena concentrarse, pues es el único tiempo en donde algo puedes hacer para cambiar lo que ya está sucediendo.

Autor: Chivy