Esta sonrisa en un rostro no significa la ausencia de problemas, si no la habilidad de ser feliz a pesar de ellos.

0
925

Nunca me ha gustado la hipocresía, pero ¿Qué hay de aquellas personas valientes que aun estando con las lagrimas a punto de brotar son capaces de regalarte una sonrisa?, podría decirse que ellas también son mentirosas en cierta forma, pero ese tipo de personas de alguna manera merecen mi admiración, ya que las lagrimas no son algo que se le deba mostrar a todo el mundo, porque no a todos les importa tu sufrimiento en realidad, porque la mayoría solo te verá con morbo, porque de todos los que escucharan tu triste historia solo algunos trataran de ayudarte o aconsejarte de verdad, mientras los demás harán chisme de tu desgracia, o harán leña del árbol caído.

Y si bien admiro a aquellos que tienen la inteligencia de no mostrar su dolor a todo el mundo, que saben sonreír a pesar de estar hechos pedazos por dentro, esto no deja de ser un engaño hacia el mundo y hacia nosotros mismos, porque tratamos de convencer a los demás y a nosotros mismos de que estamos bien cuando realmente nos estamos muriendo.

Pero hay otro tipo de personas que me fascinan aún más, esas personas que son capaces de sonreír a pesar de los problemas, ellos no cambian su rostro hacia el mundo, cambian su sentimiento real, y son capaces de ser felices incluso en los momentos más difíciles de sus vidas, son ese tipo de personas las que tienen la capacidad real de convertir las cosas malas en buenas, me gustaría ser como ellas, que te hacen sentir que “todo estará bien” no porque te lo digan hasta que te convenzan, si no porque con su actitud te dejan en claro que es lo que ellos creen, te contagian esa tranquilidad, esa alegría, y es por eso que me gustaría tener esa capacidad de no encogerme en medio de la tormenta.

La mayoría de las personas solo estamos “esperando” a ser felices, queremos estar libres de problemas para poder sonreír, pero los problemas la verdad nunca se acaban, casi siempre antes de resolver un problema ya tienes otros dos nuevos sobre ti, la verdad es que todos tenemos la capacidad de ser felices todo el tiempo, sin hipocresías, sin mentiras, lo único que tenemos que hacer es cambiar nuestra idea de que la felicidad es la ausencia de problemas, si no más bien darnos cuenta de que la felicidad puede coexistir con los problemas, porque un problema no nos priva de todo lo bueno que ya existe en nuestras vidas.

Autor: Chivy