La tranquilidad de no tener nada que ocultar no tiene precio.

0
1445

Ya se que la tendencia del mundo es decir que las personas como yo somos unas idiotas, que dejamos que nos hagan de todo, que nos contentamos con vivir en nuestro mundo de hadas que solo existe en nuestra imaginación, que vamos por el mundo tratando de no embarrarnos de la mierda de todos, pero están en un error, hay personas así como yo que aún creen fundamental el sentido del honor, la sinceridad y el valor para decir las cosas de frente, sin tapujos ni adornos, simplemente decir que piensas y ya, y aunque para la mayoría de las personas pueda ser una idiota de primera, no me importa, porque no es a esas personas a las que estoy buscando, alguien con valores similares a los míos seguramente sabrá reconocerme.

En muchas ocasiones he sentido las ganas de pagar con la misma moneda y no todas las veces tuve la fuerza para refrenar mis instintos, pero es gracias a esas ocasiones en que no pude controlarme que comprendí que nada bueno sale de ponerse al nivel de esas personas sin corazón, la gente que busca el amor, la verdad y la entrega completa como yo, la pasamos muy mal cuando nos rebajamos a infidelidades o mentiras con tal de vengarnos, y lo peor de todo es esa imagen nuestra que nos queda al final, terminamos decepcionados de nosotros mismos, tristes y melancólicos creemos que en realidad somos como todos, pero que no hemos tenido el valor de aceptar que la vida no tiene nada mágico, que simplemente nos hemos engañado y ya.

Cometer esa clase de actos solo para desquitarnos el coraje que llevamos dentro es algo tonto y absurdo, y siempre terminamos haciéndonos más daño a nosotros mismos del que le podemos hacer a la otra persona de la que nos queremos vengar, yo ahora cuando alguien me decepciona le dejo y ya, no porque sea buena persona, si no porque mantenerle en mis pensamientos o buscar la revancha solo me terminará haciendo perder mi tiempo, energías y sobre todo yo seré la que salga más herida, no vale la pena meterse dentro de la mierda solo para ir a golpear a alguien, es mejor dejarle ahí y ver como la vida se encarga de ponerle en su lugar.

Como dije no se trata de ser buena persona, no lo hago por piedad, ni porque les desee lo mejor, lo hago porque es lo que más me conviene, porque cuando alguien ya te demostró que no vale la pena lo mejor es pasar página lo más rápido que se pueda, y en realidad debo decir que si vale la pena mantenerse lejos de esas actitudes, porque al final la tranquilidad de no tener nada que ocultar, de poder mirar a los ojos de la otra persona y decirle “yo no soy como tu” no tiene precio.

Autor: Sunky