Recuerda que lo importante en la vida es quien se queda, no quien se va.

0
987

Tengo la mala costumbre de mirar más lo que me hace falta que todo lo que tengo, tengo esa horrible sensación de tristeza que no se apaga, quiero hacerle un funeral digno en mi corazón a aquel que se va de mi vida sin haber cumplido la meta que le esperaba, quiero enterrar con él todas estas emociones que me hostigan, y me quitan la calma, todas esas esperanzas y sueños que no pudieron hacerse realidad, todas esas cosas que prometimos hacer, y los lugares que juramos que visitaríamos juntos, quiero llorar de forma desconsolada hasta que la ultima gota salda que he de derramar por él de una vez salga.

Quiero hacer un homenaje a los buenos momentos, porque los malos pronto se olvidan, porque cuando la persona ya no se encuentre frente a nosotros parece como si perdiera todos sus defectos, rápidamente nos concentramos en todo lo bueno que esta persona tenía, dejamos de lado los resentimientos y los momentos en los que incluso nosotros pensamos en dejarle, todas aquellas discusiones y malos ratos entran en una capsula del tiempo congelados para siempre, invisibles e inalcanzables y solamente vuelven de manera inmediata si es que la persona regresa a nuestras vidas, es en ese momento cuando recordamos que no era un santo ni mucho menos alguien perfecto, y es que aunque nadie puede serlo, cuando perdemos a alguien así parece en nuestros recuerdos.

Por eso de he llorarle y lo advierto, mis lagrimas no vendrán en silencio, si alguien no quiere escucharme que se aleje de mi vida por un momento, ya después podré ser la misma que era antes, pero en este momento siento la necesidad de expresar todo lo que siento, todas estas ideas, pensamientos y sentimientos contradictorios, ya tendré tiempo para pensar que fue lo mejor a final de cuentas, ya tendré tiempo para verle el lado bueno, porque sé que existe un lado positivo en todo, pero en este momento soy incapaz de verlo, y no soy tonta, se que esta crisis pasará y lo hará más pronto si tengo el valor de enfrentar y vivir todo lo que tengo contenido en el pecho.

Pero como dije no soy tonta, y sé que a pesar de todo lo que siento por él que se fue, los que se quedan son más importantes que él, sé que las personas que se han convertido en una constante son las que le dan a mi vida esa sensación de paz, esa estabilidad y les estoy eternamente agradecida, y espero que algún día mi compañero de amor pueda ser contado entre esas personas que llegan para quedarse, no tengo prisa, en el fondo se que he de encontrarle, pero déjenme ser absurda por un momento, déjenme darle protagonismo a la persona que no me merecía, déjenme aceptar este sufrimiento y vivirlo para que pasé cuanto antes, pero vuelvo a decirlo a todos los que se quedan a mi lado, gracias por ser en vida una constante.

Autor: Sunky