Lo malo de la experiencia es que siempre aparece después de equivocarse.

0
680

Soy una cabezota en todos los sentidos, me cuesta mucho seguir los consejos de alguien más, especialmente porque creo que cada cabeza es un mundo y que lo mejor es siempre aprender por cuenta propia, aunque eso sí, la lección que aprendo la aprendo bien y no cometo el mismo error dos veces, sin embargo, para cuando fui capaz de extraer el conocimiento necesario mi corazón ya había sido dañado, y poco a poco siento que cada vez me voy volviendo una persona más fría, y eso me asusta, no quiero convertirme en alguien insensible solo para no poder ser lastimada, prefiero seguir sintiendo todo, tanto el dolor como la felicidad, prefiero seguir sufriendo cuando toca y poder seguir disfrutando cuando las cosas salen bien, porque la insensibilidad agarra parejo y no se puede evitar que te hagan daño sin evitar también poder amar.

Tomando en cuenta mi incapacidad para experimentar en cabeza ajena me gustaría al menos ser capaz de prever mejor lo que va a pasar, y es que sigo pecando muchas veces de ingenua y es por eso que las cosas muchas veces terminan mal, sé que no puedo evitar confiar en las personas por completo, pero creo que puedo ser más rigurosa con respecto a quien le entrego mi confianza, creo que debería de esperar más tiempo para decidir si alguien se merece o no mi confianza, esperar a que se presenten ciertos momentos donde esa persona se ponga a prueba y ver como reacciona cuando cree que nadie le observa, porque todos podemos pretender ser perfectos ante los demás, pero cuando estamos solos no tenemos razones para seguir mintiendo y es ahí donde demostramos quienes somos en realidad.

Creo que debería dejar de apresurarme cuando busco a alguien a quien amar, creo que debería incluso dejar de buscar y permitir que la vida me presentara a las personas que debo de conocer, pero en ocasiones siento que si no hago nada, nada pasará, es una contradicción lo sé, y quizás al forzarme a conocer a personas que quizás no debía yo misma estoy complicándole las cosas al destino, quizás la persona que siempre he buscado ha estado cerca de mi durante mucho tiempo y simplemente no se ha acercado porque siempre me ve ocupada con alguien más, quizás estoy pensando las cosas demasiado y no hay nada que pueda hacer para cambiar mi realidad, quizás si dejo o no dejo de hacer algo nada cambie, pero en todo caso me molesta esta sensación de impotencia de no poder controlar mi vida amorosa.

Me molesta que en una relación la otra persona pueda echarlo todo a perder ella sola, me molesta que aunque valiosas las experiencias siempre llegan después de haber sentido el dolor pasar por mi vida, me molesta no poder prever si alguien se merece o no dejarle entrar en mi vida, me molesta apresurar a veces las cosas por miedo de que esa persona que esta esperando por mi pudiera ser la correcta, aunque quizás la persona correcta no tendría problemas en esperar lo que fuera necesario, me molesta simplemente saber que no tengo ni idea de lo que debo de hacer en realidad.

Autor: Sunky