No tengo miedo a empezar de nuevo, tengo miedo a que me ocurra otra vez lo mismo.

0
895

Tengo muy claro que no se puede juzgar a unos por las fallas de otros, y que cada vez que alguien nuevo llega a mi vida se debe volver a empezar, pero de forma inconsciente al ver en esa nueva persona actitudes parecidas a las de aquellos que me han hecho sufrir no puedo evitar ponerme a la defensiva, sé que esto no es justo para nada, pero al mismo tiempo sé que no tengo opción, porque quizás sea que la mala experiencia se a quedado grabada tan fuerte en mí, que mi subconsciente trata de protegerme de una posible repetición de un desastre emocional, y quizás mi subconsciente tenga razón, quizás esas personas pueden ser muy parecidas a quienes me hicieron sufrir y solo están esperando su oportunidad para actuar.

Quizás no sea la forma más adecuada para tratar a los demás, quizás estoy siendo egoísta y mal juzgando a las personas antes de conocerlas, pero la presunción de inocencia me ha dado malas experiencias en el pasado, así que prefiero esperar a ver como reaccionan las personas ante una situación no tan abierta, no tan sencilla, prefiero que les cueste ganarse la confianza y a los que les de flojera dejarlos ir, y me convenzo de que aquellos que no tienen “tiempo” para demostrar sus verdaderas intenciones es mejor dejarlos ir sin más, me convenzo de que son personas que al final no valían la pena, me convenzo de que solamente aquellas personas que saben que no tienen nada que perder tendrán el valor de enfrentarme de cara, y que no tendrán prisa por obtener nada, porque solo aquellos que piensan quedarse pueden mostrarse despreocupados al esperar.

Muchas personas me critican diciéndome que no soy capaz de soltar el pasado, que tengo miedo de volver a intentarlo, que soy una mujer con un corazón de piedra y no es así, si bien es cierto que cada vez las decepciones pesan más, que cada vez se complica más confiar en alguien nuevo, también es cierto que sigo teniendo la intención de mirar hacia adelante, que aun tengo el corazón abierto para confiar en los demás, y no tengo miedo de comenzar de nuevo, eso incluso me resulta emocionante y placentero, a lo que le tempo es a volver a salir herida de la misma forma en la que me ha tocado vivir en el pasado, tengo miedo a cometer los mismos errores, y es que si algo me aterra de verdad es el hecho de pensar que después de haber sufrido tanto no hubiera aprendido nada, creo que las experiencias deben de ser valoradas, especialmente las que nos hicieron daño, de esas hay que aprender cuanto antes, para que no se repitan nuevamente.

No tengo miedo de comenzar de nuevo, simplemente he afinado un poco mi forma de ver a la gente, ahora ya no soy tan ingenua como antes que creía que la mayoría eran buenas personas y que solamente algunos cuantos eran malas personas, ahora entiendo que es todo lo contrario, la mayoría llegará a tu vida con la intención de aprovecharse y son solo unos cuantos los que en realidad te tendrán aprecio, por eso ahora no me la pienso para ponerles pruebas, por eso ahora siempre observo primero antes de creer que alguien es bueno, por eso doy por hecho que lo más probable es que la persona nueva que llega a mi vida no tenga buenas intenciones y de esa manera me he librado de muchas personas que no valían la pena, porque la mayoría de ellos quieren las cosas fáciles, porque la mayoría de ellos no están dispuestos a darle soporte a su mentira por mucho tiempo, no tengo miedo de comenzar de nuevo, tengo miedo de que me pase lo mismo que antes.

Autor: Sunky