La vida no es más que un viaje del cual, la única ganancia que obtendrás es haber disfrutado el camino.

0
862

¿Alguna vez te paso que esperabas demasiado un viaje y cuando por fin llego el día, estabas tan apurada por llegar a tu destino y después ya estando ahí estabas tan apresurada por querer ver todos los lugares que te habías propuesto conocer, siempre con prisas durante todo el viaje, tanto que te olvidaste de lo más importante que era disfrutar el viaje en sí mismo, por conseguir unas hermosas fotos que no le hacen honor al recuerdo que después tuviste de esa aventura?, las personas estamos demasiado ocupados mirando el destino, el horizonte, que nos olvidamos muchas veces de donde estamos parados ahora mismo, estamos tan distraídos que somos incapaces de gozar del trayecto, y es que no debemos de recordar que el camino dura más que el momento en el que llegas al destino, y si solo vas a disfrutar hasta llegar (si es que llegas) tu vida será demasiado triste y sin sentido.

Plantearse objetivos, ceñirse a un plan de avance, y no quitar la mirada de nuestro destino, son características muy importantes para no perder el tiempo, para evitar desviarnos del rumbo que hemos elegido, nadie está en contra de las personas exitosas que no quitan el dedo del renglón cuando buscan algo, de esas que no se dan por vencidas, de aquellas personas que nunca escuchan cuando alguien trata de convencerles que no podrán, en lo personal trato de ser como esas personas, quizás a mi no se me da de forma tan natural como ellas y necesito concentrarme más para no desviarme de repente, admiro en serio a esas personas que no se dejan seducir por las ideas que los demás les venden, y son ellas quienes tienen el pleno control de sus actos, así cuando aciertan lo hacen ellas, y cuando fallan no están culpando a nadie más.

Pero también hay que admitir que hay momentos en los que nos obsesionamos demasiado con los objetivos, tanto que perdemos de vista el momento en el que vivimos, tanto que dejamos de ser agradecidos por todo lo que tenemos, y nos obsesionamos a tal punto que creemos que no podremos ser felices hasta llegar a esa meta establecida, ahí es donde esta el problema, en la obsesión por alcanzar algo de tal magnitud que dejamos de darnos de disfrutar el trayecto, dejamos de prestarle atención a lo que nos rodea incluyendo paisajes, personas, momentos emotivos, y todas esas cosas importantes que le dan sustancia a nuestras vidas, es precisamente eso con lo que no estoy de acuerdo, y creo que a muchos nos llega a pasar.

La vida es exactamente lo mismo en sí, todos tenemos un proyecto y metas, todos queremos llegar a ser o alcanzar ciertas cosas, y muchas veces en ese intento por lograr lo que buscamos perdemos de vista lo más importante que es disfrutar nuestro camino, la vida es un viaje que no se puede volver a hacer, cada momento que gastamos no podremos recuperarlo, no hay marcha atrás, por eso es tan importante ser conscientes de que el momento que estamos viviendo ahora mismo nunca se repetirá, podrán haber momentos similares, pero jamás uno igual, vivamos la vida con objetivos claros, con una ideología y conciencia de nosotros mismos y de la realidad que nos rodea, pero pase lo que pase nunca te olvides que lo más importante de vivir no es llegar, si no disfrutar el camino.

Autor: Sunky