Quizás la persona correcta es más bien la persona dispuesta.

0
563

Pensando en mis experiencias pasadas me he dado cuenta de que resulta curioso como es que personas con las que tenia mis expectativas más bajas, personas con las que apenas tenía algunos puntos en común terminaron convirtiéndose en personas muy importantes para mí, a tal grado que algunos llegaron a cambiar mi forma de pensar por completo o dejaron una huella indeleble en mi corazón y mi alma, por otro lado chicos que se podría decir que eran casi perfectos en todos los sentidos: físicamente, ideológicamente e incluso con gustos muy similares a los míos terminaron convirtiéndose en relaciones fugaces que comenzaron quizás con mucho ímpetu pero que se desvanecieron con la misma fuerza y velocidad, terminaron siendo por decir de alguna manera un fiasco como aquella película que esperas sea super buena y simplemente te deja con la impresión de que te timaron y con las ganas de que te devuelvan el precio de tu boleto.

¿Qué es entonces lo que convierte a una persona normal en especial?, ¿es realmente una química que nace del contacto de dos extraños que por algún motivo están destinados a ser pareja?, ¿es una especie de magia que existe entre dos personas que están destinadas a conocerse en algún momento de sus vidas?, ¿es una coincidencia extraordinaria en la forma de pensar y percibir la vida?, ¿es una receta más bien alquímica donde hay que poner ciertos eventos a ciertas horas o momentos específicos?, ¿es un ritual donde hay que seguir ciertos pasos para llegar a crear el amor absoluto?, ¿es el trato continuo con una persona que de verse tanto, de hablarse tanto termina convirtiendo una amistad en amor?

La verdad no lo sé en realidad, quizás para cada persona la respuesta sea completamente distinta, quizás no hay una sola forma de encontrar el amor, quizás puede llegar desde cualquiera de las maneras mencionadas o de alguna otra que no se me ocurrió, quizás ese sea precisamente nuestro error, que esperamos encontrar el amor de alguna corriente especifica y terminamos ignorando todas las otras posibilidades, pero lo que si me queda claro es que algo que es fundamental y completamente necesario para que el amor se de y crezca es la voluntad y el deseo de estar enamorado, con una comprensión completa de lo que eso significa, dispuestos a recibirlo y aceptarlo todo, no solo lo bueno, si no también lo malo, quizás ese sea el pilar fundamental de una relación que puede funcionar y de otra que se extingue apenas al comenzar.

Quizás sea más importante encontrar a la persona dispuesta, aquel hombre que ya tiene bien planteado lo que significa amar y que sabe perfectamente que no es pasearse sobre un lecho de rosas frescas, alguien que sabe que pondrá sus emociones en riesgo, alguien que sea capaz de mirar solo a una mujer y sentirse satisfecho y sobre todo bendecido, alguien que no este pensando que el amor es solo pasarla bien, porque el amor es trascender con alguien a tu lado y las personas pasamos por diferentes etapas en nuestras vidas, unas buenas y otras no tanto, quizás encontrar a un hombre que sea consiente de estas verdades sea más importante e incluso más complicado que encontrar a la persona correcta, porque así no viviremos historias como aquellas que dicen “éramos la pareja correcta en el tiempo equivocado”, ya que el que esta dispuesto aguanta los malos tiempos y trabaja para convertirlos en buenos.

Autor: Sunky