Lo que Dios reserva para cada uno, ni la envidia, ni el destino, ni la suerte lo cambia.

0
1645

A veces es imposible cuestionarnos después de perder a alguien a quien amábamos de sobre manera, a veces es imposible vislumbrar un futuro sin esa persona, y creemos que todo nuestro mundo se ha caído a pedazos, pero la realidad es que la mayoría de las personas que entran en nuestras vidas están destinadas a dejarnos, son de alguna manera mensajeros del destino que vienen a enseñarnos algo, y con risas o con llanto transforman nuestra forma de percibir el la vida, el motivo de habernos cruzado con ellos no es otro que el de aprender mutuamente cosas que nos han de servir en un futuro, y por más pequeña que sea la marca que alguien te ha dejado, la suma de todas esas marcas ya sean pequeñas o grandes hacen el total de lo que has cambiado.

 

Debemos de recordar que estamos lejos de ser perfectos, que vinimos a la vida entre otras muchas cosas a aprender, y que “cuando el alumno esta listo, el maestro aparece”, todo lo que pasa en nuestras vidas de alguna manera tiene un sentido, aunque seamos incapaces de saber exactamente cual es, algunas personas llegan y nos lastiman, pero a cambio aprendemos como mínimo que es lo que no estamos buscando, y eso ya es una gran enseñanza, hay otras personas que nos enseñan nuestros peores defectos, y algunos otros nos enseñan a amarnos por completo, incluso aquellas cosas que no nos gustan del todo sobre nosotros mismos, somos pues un cumulo de enseñanzas que hemos recolectado a través del tiempo y de nuestros encuentros con personas que una vez fueron extraños.

Pero hay algo de lo que estoy completamente segura, nadie puede quitarte aquello que esta destinado a ser tuyo en verdad, y si has perdido a alguien muy importante para ti, si creías que es persona era tu vida, puedo decirte que no era así, no lo era o seguiría a tu lado, y sin son varios los que se han ido de tu lado es simplemente porque el indicado aún no ha llegado, así que no desesperes, no sufras, no te rindas, aún estás en proceso de conocerle, aún no es el tiempo, o aún alguno de los dos no esta listo para conocer al otro, porque no solo se trata de tener a la persona correcta a tu lado, se trata de saber valorarle, saber reconocerle, pero sobre todo de haber pasado por las lesiones correctas para tratarle como se lo merece.

No debes entristecerte demasiado por alguien que ha emprendido un camino distinto al tuyo, debes de agradecerle lo que has aprendido a su lado, debes de estar contenta porque tuviste la oportunidad de compartir un tiempo a su lado, debes de estar preparada para lo que viene, porque seguramente llegará la persona que en realidad es para ti, y quizás no sea como te lo imaginaste, quizás te lleves una gran sorpresa y te des cuenta de que hacia tiempo que lo conocías, y quizás entonces ya estando a su lado entiendas porque no le conociste antes, quizás tengas la madurez de darte cuenta que tenías que aprender ciertas cosas para poder ser feliz a su lado, o quizás era él el que tenía que pasar por ciertas cosas para apreciarte y darte el trato que te mereces, la vida es un enigma, pero es seguro que nadie puede quitarte lo que te pertenece de verdad, así como nadie puede llevarse tu esencia, nadie será capaz de separarte de aquella persona que esta destinada a compartir tus pasos.

Autor: Sunky