A veces nos enfocamos demasiado en las grandes cosas y nos olvidamos que son las pequeñas las que hacen que las grandes suceda.

0
770

Si alguien me preguntara como se enamora a una mujer, podría resumirlo fácilmente y solo diría “la constancia enamora más que cualquier otra cosa” porque nadie quiere enamorarse de una ilusión pasajera, nadie quiere tener una fecha de caducidad en su amor, nadie quiere sentir el peligro inminente de perder a esa persona que se le ha metido poco a poco en el corazón, y nos pueden gustar mil cosas de los hombres, pero en realidad lo más importante a la hora de entregar el corazón y tener la certeza de que esa persona estará ahí al menos por un buen tiempo, que no esta pensando en marcharse, que quiere ver hasta donde son capaces de llegar juntos en esa historia de romance que están a punto de comenzar.

Es por eso que son los pequeños detalles los que realmente te enamoran, porque vale más una constante de pequeñas pero continuas demostraciones de amor que un gran detalle y después un vacío igual de grande que aquel detalle que le dio vida a tus ilusiones, las mujeres necesitamos sentir seguridad antes que cualquier otra cosa para poder amar, por eso los pequeños detalles terminan haciendo un hueco y una cabida en el corazón de una mujer para esa persona que de manera continua sigue dándole muestras de cariño, porque es con cada detalle por pequeño que sea que ese hombre le dice “estoy pensando en ti todo el tiempo”, y eso es lo que cualquier mujer desea, porque a las mujeres pueden gustarnos muchas cosas, pero de nada sirve que un hombre las tenga todas si no tiene constancia en sus sentimientos hacia nosotras.

Por eso insisto en decir que las personas pierden demasiado tiempo distrayéndose con las metas grandes, con aquellas cosas enormes que desean obtener, y desprecian las pequeñas cosas bonitas de la vida, sin darse cuenta de que son precisamente esas pequeñas cosas las que te llevan a las grandes que tanto deseas, nos hemos vuelto unos malagradecidos que damos por hecho todo lo bueno que nos pasa día a día, el hecho de tener un techo, el hecho de tener comida, de estar sanos y tener ropa para ponernos todos los días, el simple hecho de seguir vivos, y yo soy de las personas que piensan que en la gratitud están las llaves de la facilidad, porque no se puede ser feliz sin tener conciencia de todas las bendiciones que nos rodean, no podemos ser felices si seguimos dando por hecho todo lo bueno que nos pasa, y sobre todo no podemos apreciar a las personas por lo que realmente representan en nuestras vidas si no somos capaces de poner atención en todas esas cosas pequeñas pero tan importantes que tenemos gracias a ellas.

Yo soy de las que piensan que en el amor y en la vida lo importante son las cosas pequeñas las que realmente cuentan, las que te llevan a los grandes momentos, las que mantienen cerca a esas personas especiales, las que logran enamorar a alguien, porque cuando buscas a alguien para compartir la vida entera estas buscando a alguien que haga mejor tu día a día, alguien que te llene de un montón de momentos bonitos por pequeños que estos sean, alguien capaz de hacerte olvidarlo todo cuando has tenido un mal día, alguien que te lleve de poco a poco a un estado de ánimo mejor que el que tenías, porque para mí el amor se mide en esos micro infartos que te dan al estar con aquella persona que amas, por eso para mí lo más importante son aquellas cosas pequeñas en las que la mayoría no se fija.

Autor: Sunky