Los miedos desaparecen, cuando te abraza la persona correcta.

0
1524

Nunca he podido presumir de ser una mujer valiente, la verdad es que cuando la vida me ha forzado a actuar con valentía, cuando no me ha quedado de otra que afrontar un problema, siempre lo termino haciendo con mi puño apretado, temblando por dentro, pero solo es durante ese momento en el que me estoy decidiendo entre hacerlo y no hacerlo, ya una vez que doy el salto y me meto en el problema de alguna manera logro superar el miedo, me “ocupo” más de lo que me “preocupo” porque ya hubo tiempo de sobra para preocuparme antes de eso y entiendo que estoy en el momento de actuar y no de seguir teniendo miedo.

De cualquier forma, a pesar de que soy capaz de actuar pese a mis enormes dudas y miedos, sigo siendo una persona que no podría catalogar de valiente, siempre rodeo lo más que puedo un problema, y no me meto más que en aquellos que no puedo evitar, aquellos que están justamente entre el lugar en donde me encuentro y el que quiero llegar, quizás sea nuestra naturaleza misma la que nos hace evitar las “situaciones peligrosas o incomodas”, quizás ser valiente es algo que no esta por naturaleza programado en nuestras personalidades, quizás incluso se malo tener una valentía desbordante ya que terminaríamos enfrentándonos a muchas situaciones en las que normalmente hubiéramos salido corriendo y al huir aseguramos no salir lastimados.

De cualquier manera me he dado cuenta que desde el momento en que llegaste a mi vida el temor desapareció, como si no me importara lo que pase siempre que me pase contigo, como si en el fondo el problema no era enfrentarme a eso y aquello si no el enfrentarme sola, pareciera que tu simple presencia me ha convertido en alguien más segura de si misma y más valiente, pareciera que el miedo que normalmente me acompaña se alejo cuando tu llegaste, pareciera que soy más fuerte simplemente con el hecho de tenerte a mi lado, de compartir contigo lo que sea que la vida nos esta deparando, y por primera vez en mi vida mi único miedo se resume en una sola cosa y no en muchas como antes.

Porque antes de ti me preocupaban mil cosas distintas, y incluso había algunas que eran innombrables para mi, antes de ti solamente me enfrentaba a aquello de lo que no podía escapar, a aquello que era realmente inevitable para mi, pero ahora las cosas han cambiado y casi todo ha dejado de preocuparme, es como si la mayoría de las cosas me hubieran dejado de importar, o como si hubiese una nueva jerarquía en mis preocupaciones y prioridades, porque lo que antes me asustaba ahora ya no me da miedo, y lo único que ahora me preocupa es que algún día te vayas de mi lado y ya no vuelvas más, ese se ha convertido en el peor de mis miedos, viniste y me quitaste todos y me lo cambiaste por uno solo, y ahora perderte es a lo único que le temo.

Autor: Sunky