Y si del cielo te caen limones aprende a hacer limonada.

0
1566

Entiendo que puede ser complicado encontrarse con el amor verdadero, que entre los millones de posibilidades que existen y la gran variedad de pensamientos y gustos puede ser complicado encontrarse con esa persona que nos sepa valorar por lo que somos, y que al mismo tiempo yo también pueda enamorarme de él y valorarlo en su totalidad, a veces esto puede ser  algo tan complejo que llega a parecer utópico encontrase con esa persona que sea compatible con nuestra forma de ser, de vivir, de pensar de amar, incluso he llegado a pensar que quizás no existe esa persona y que estoy destinada a pasear por el mundo a solas la mayor parte del tiempo, sin embargo nada puedo hacer para cambiar mi destino si es que es así, pero al mismo tiempo hay cosas sobre las cuales si tengo control, hay cosas sobre las cuales puedo avanzar.

Y si bien es cierto que no soy capaz aún de imaginarme en un futuro sola, también es cierto que tengo otras metas que alcanzar y puedo dedicarme a ellas con mayor entusiasmo y tiempo, porque por hermoso que pueda ser el estar con alguien al mismo tiempo debemos aceptar que esa persona exigirá parte de nuestro tiempo, y no lo digo con pesar, está claro que de encontrarle querré dedicarle muchas horas de mis días, y por lo mismo puede ser una ventaja para mí el hecho de estar ahora mismo sola y no haber encontrado aún a aquel hombre que me acompañe por la vida, porque puedo dedicarme a alcanzar algunos de mis otros sueños que no son menos importantes, y que también exigirán una gran cantidad de mi tiempo, puedo avanzar en todo aquello que pueda alcanzar por mí misma, y he decidido dedicarme a ello.

Afortunadamente para mi he aprendido que mi felicidad no depende de la compañía de nadie, he entendido que la fuente de mi felicidad habita dentro de mí misma, que la calidad de mis conversaciones internas define que tan feliz o infeliz soy, he aprendido que no necesito de nadie que me complemente, soy como soy, y obviamente no soy perfecta, pero tampoco pretendo serlo, me acepto con mis virtudes y defectos de la misma manera que espero que alguien día llegue a mi vida alguien que también sea capaz de hacerlo, y por lo mismo entiendo que no necesito que llegue nadie a mi vida para entonces comenzar a ser feliz y avanzar en mis proyectos, tengo muchas cosas pendientes y alcanzar mis propios sueños también es una manera de sentirme satisfecha con el paso del tiempo, por eso trato de no amargarme a pesar de las malas experiencias que he tenido antes.

Tampoco me cierro para nada a la posibilidad de encontrarle un día de estos, tomaré los riesgos que sean necesarios cuando llegue a mi vida alguien que merezca la pena darle un intento, no espero milagros ni busco a alguien inalcanzable, y aunque tengo muy claro el tipo de persona que quiero a mi lado tampoco necesito que sea exactamente de la manera que lo imagino, basta con que tenga los principios más importantes que yo también tengo, basta con que sea capaz de arriesgarse para amarme sin restricciones, basta con que sea capaz de observarme lo suficiente para entender qué clase de mujer tiene a su lado y que pueda percatarse de quien soy y me ame por eso, si no llega haré lo mejor que pueda para seguir siempre feliz conquistando nuevas metas, porque si del cielo te caen limones, aprende a hacer limonada, aunque en el fondo realmente tengo la esperanza de que seamos capaces de coincidir algún día de estos.

Autor: Sunky