Será muy triste que cuando tu puedas yo ya no quiera.

0
785

Sigues escondiéndote detrás de argumentos vacíos y tontos, escudándote en la primera estupidez que se te pasa por la mente, y de alguna manera te has sentido con el derecho de ponerle una pausa al mundo de los demás en lo que según tu “logras definir lo que quieres”, mientras eso sucede sigo siendo relegada de tu lado, y no puedo evitar preguntarme “¿Qué demonios estoy esperando?”, si tu indecisión es así de grande lo más probable es que no valga mucho para ti, y no tiene caso que siga desperdiciando mi tiempo esperando a alguien que no ha sabido valorarme, si tu no haz tenido el valor de decidirte por mí, yo lo tendré para dejarte, te ahorraré el trabajo y te dejaré el camino libre, para que al menos en mi caso tengas una cosa menos por la cual preocuparte.

Sigues persiguiendo esos sueños que has llamado “nuestros” pero que nunca me consultaste, sigues pensando que es para mi igual de importante que lo es para ti el tenerlo todo, cuando yo lo que más deseo es tenerte a ti, y no te das cuenta que me has descuidado demasiado, no te das cuenta que nuestro amor ya se ha enfriado tanto que parece hielo, no te das cuenta que estoy a punto de dejarte a un lado porque siento un abandono eterno, y creo que te has terminado confundiendo, porque yo no espero ni quiero que lo resuelvas todo antes de comenzar una vida juntos, quiero que lo que sea que se nos presente lo resolvamos entre los dos, aún mi pecho late por ti desesperadamente tratando de encontrarte, aún queda una oportunidad para seguir adelante juntos.

Y aunque ya lo tengo decidido, aun me detengo estos últimos instantes recordando aquello que hemos vivido, recordando lo hermoso que fue lo nuestro en un principio, y no puedo evitar que un aire de melancolía se escape de mí, no puedo evitar pensar que pudimos ser muy felices juntos, no puedo evitar sentir una cierta aversión al pensar que sería muy triste que cuando tu puedas yo ya no quiera, y pensar que nuestra historia fue siempre la del gato y el ratón, que uno siempre estuvo persiguiendo al otro pero que nunca nos pusimos de acuerdo, no puedo evitar pensar que según tu por buscar el momento perfecto terminarás quedándote sin un momento aunque sea, y es que el momento perfecto no existe, el momento de hacer las cosas es cuando te propones a hacerlas, ni más ni menos.

Si aun quieres que sigamos juntos entonces comencemos ahora, lo que haya quedado inconcluso lo resolveremos juntos, pues se supone que somos un equipo, y yo puedo ayudarte mucho, no me trates como una idiota mimada que no puede resolver nada por su cuenta porque sabes que no lo soy, no quieras darme una vida de princesa porque yo siempre fui una guerrera, no me hagas más a un lado porque si insistes en seguir por tu cuenta yo ya no voy a esperarte más, si me amas es momento de demostrarlo, si no lo sabes entonces simplemente date la vuelta y haz de cuenta que lo nuestro nunca paso, porque si me voy ya no habrá más oportunidades, y solo me concentraré en olvidarte y seguir adelante con quien sea menos contigo.

Autor: Sunky