Tu mejor disculpa sería que cambiaras tu conducta.

0
849

Estoy cansada de que me digas me amas justo después de haberme hecho daño, estoy cansada de que solo intentes ser mejor personas cuando lo nuestro está por desaparecer, que solo valga cuando estás a punto de perderme, mientras que cuando me tienes me olvidas y me dejas de lado, estoy cansada de quedarme al margen de tu vida, y que creas que puedes seguir decidiendo por los dos sin tomarme en cuenta, estoy cansada de que me creas tan estúpida que pienses que podrás seguir haciendo esto por siempre, porque en realidad ya no pienso soportar más tu actitud.

Las mentiras tienen un límite, y ese es cuando se exponen ante la verdad, y por más que digas amarme es obvio que no es cierto cuando me terminas demostrando todo lo contrario en cada ocasión que puedes, es obvio que solo me has estado usando, es obvio que si algún día me amaste hace mucho que dejaste de hacerlo, pero no quiero irme sin darte una última oportunidad, no quiero reproches ni que después me vengas a buscar y que me digas que has cambiado y que todo será mucho mejor, no quiero más promesas quiero hechos, y los quiero ahora, si eres capaz de demostrar que en realidad puedes hacerlo mejor este es tu momento porque no pienso brindarte otro nunca más.

Quiero que por primera vez te calles la boca y me hables con tus actos, quiero que me digas con hechos de que eres capaz, y que me demuestres que me amas sin necesidad de mover tus labios, ya no voy a caer más en la tentación de volverte a escuchar si primero no demuestras que has cambiado y que quede claro que esta será tu última oportunidad de mantenerme a tu lado, y me sorprende que esté diciéndote esto, porque en el fondo sé que desaprovecharas esta oportunidad como todas las anteriores, quizás ni siquiera me creas cuando te digo que estoy con un pie en la calle, y que me vas a perder tan rápido como me vuelvas a fallar.

Tan rápido como me hagas un desplante o me ocultes la verdad, o termines “llegando tarde” para al final no llegar, me perderás en cualquiera de esos actos y no te darás cuenta de que esta vez estaba hablando en serio hasta que ya no logres encontrarme, hasta que un vacío ocupe mi lugar, y quizás entonces una vez más saldrás a buscarme para “arreglar las cosas”, pero esta vez no me encontrarás, esta vez habré desparecido por completo de tu vida, para bien o para mal, porque en realidad aunque no me lo creas no le hago ningún bien a nadie permaneciendo triste a tu lado, ni siquiera a ti.

Autor: Sunky