Estoy esperando un mensaje tuyo, no sé si es por amor, por costumbre o por imbécil.

0
5290

Una vez más me encuentro en una situación decepcionante, esperando, suspirando, viendo cómo van recorriendo las agujas del reloj su camino hacia a delante, y yo sigo esperanzada en que esta vez cumplirás tu promesa y me llamaras o me dejaras algún mensaje, mis dedos están temblando porque quiero escribirte, pero sé que no debo hacerlo, quiero darme cuenta de que una vez más me vas a fallar como las miles de veces que lo hiciste antes.

Cada día me pregunto ¿Por qué sigo contigo?, suspiro y después me pierdo mirando el suelo desconsolada por no poder contestarme con ideas claras y validas, me has demostrado en muchas ocasiones que yo no tengo tanta importancia para ti como la tienen tus amigos, vienes a mi cuando te sobra tiempo, cuando tienes ganas, cuando te acuerdas que existo, y mientras tanto ¿Qué hago yo con estas ganas de tenerte a mi lado?, ¿Por qué solo tu puedes elegir el momento para estar juntos?, ¿Qué pasa cuando yo te necesito a mi lado?

No puedo sostener más esta relación unilateral, te amo demasiado y ese quizás fue mi mayor equivocación, porque si te quisiera igual de poco como tu a mi podríamos seguir juntos, pero para mi desgracia esto no es así, mientras que tu me olvidas yo te estoy recordando, mientras que tu duermes yo me desvelo pensando en ti, mientras que tu te alejas yo deseo estar cerca, mientras que tu me ignoras yo siempre te llevo conmigo, esta relación tan injusta es producto de mi forma desmedida de amarte, es el precio por involucrarme con alguien que no me demostró un interés firme y real.

Pero todos tenemos un limite y yo acabo de conocer el mío, muy a mi pesar he decidido dejarte, porque no me haz dejado otro camino, seguir contigo es una carga emocional muy pesada para mi, y para lo poco que me das simplemente no merece la pena, es por eso que te dejo este escrito, porque sé que podrías intentar pedirme perdón y tengo miedo de que lo hagas, por que sé que solo será de labios para afuera como muchas otras promesas incumplidas que me has hecho, sin embargo, aún tienes ese poder de convencerme y ya no quiero volver a caer en tus mentiras, por eso me alejaré lo suficiente como para que no vayas a buscarme.

Autor: Chivy