Se vive mejor sin esperar nada de nadie.

0
3859

De manera natural tenemos la manía de dar por hecho muchas cosas, como el hecho de que después de unas horas de ocultarse el sol lo veremos salir de nuevo, son muchas las situaciones en las que obviamos el comportamiento de las cosas, y no esta del todo mal, porque de esa manera evitamos muchos pensamientos inútiles que solo nos quitarían el tiempo, pero esas obviedades no deberíamos aplicarlas en las personas.

Todos estaremos de acuerdo en que generalmente nuestros padres nos van a cuidar, van a ver por el bien de nosotros, son más sabios, son buenas personas, y serían los últimos en perjudicarnos, y generalmente es así, pero también existen ciertos casos en los que los padres son todo lo contrario, y esto solo es un ejemplo, pero creo que dejar de generalizar el comportamiento humano es lo primero que deberíamos hacer para librarnos de muchos problemas, principalmente los prejuicios, las decepciones, y también ser ingratos con las personas buenas.

Siguiendo con el mismo ejemplo de los padres: la mayoría de nosotros tenemos la suerte de tener unos padres o al menos uno de ellos, quienes nos cuidaron, nos alimentaron, nos educaron, nos dieron consejos y nos mostraron su manera de percibir el comportamiento y las reglas de la vida, ser padre es un trabajo de tiempo completo, incluso cuando no se esta cerca de los hijos los padres siguen haciendo cosas para que ellos estén bien, entonces; ¿Cuántas veces le has agradecido a tus papas por todo lo que te dieron?, siendo consiente de todo lo que hacen por ti hay ocasiones en las que incluso nos negamos a ayudarlos con algo que nos pidieron.

Creemos que nuestros padres “deben” de ser así, que es su “obligación”, y somos conscientes de lo que les debemos, pero de una manera muy pobre, porque imagínate que tus padres son unos extraños que te dieron lo mismo, al dejar de pensar que son tus padres podrías comprender la magnitud de sus sacrificios y de todo el trabajo que les diste, pero como son tus padres lo das por hecho y ya.

Lo mismo pasa con las parejas y los amigos, una vez que les atribuimos la etiqueta de “amigo” creemos que tiene ciertas obligaciones para con nosotros, quizás porque les ayudamos alguna vez y creemos que “tienen la obligación” de devolvernos el favor, pero sería mejor que no esperaras nada de ellos, de esa manera todo lo positivo que de ellos te llegara sería un “regalo” o un “detalle”, pero al ser nuestros amigos devaluamos lo que nos dan porque lo creemos natural.

Con la pareja es lo mismo, creemos que porque somos fieles, sinceras y cariñosas ellos tienen que actuar de la misma manera, y aunque como en todos los casos anteriores es “lo que se esperaría”, la realidad muchas veces es diferente, y entonces nos sentimos dolidas y con mala suerte, pero si no hubiéramos esperado nada al ver que no era lo que buscábamos nos hubiéramos retirado sin derramar una sola lagrima, por eso digo que “esperar de los humanos” es algo negativo por completo, cuando esperas y llega lo vez natural, cuando esperas y no llega te decepcionas, pero cuando no esperas no existe el “no llega”, y cuando no esperas y llega lo ves todo como un regalo, como un alago, como un detalle, y puedes comprender la vida como es, nada nos pertenece, nada esta dicho, todo lo bueno que nos llega debe de ser una sorpresa grata y nunca “algo que ya te esperabas”.

Autor: Chivy