Cuando me tuviste me ignoraste y cuando me perdiste me lloraste.

0
6356

Imagino que estarás pensando que me siento feliz de verte en tal estado, lo imagino por aquellas insinuaciones que hiciste aquella vez que nos vimos, y debo decirte que en nada me beneficia tu dolor, yo no soy de las personas que se alegran del mal ajeno, independientemente de que te lo merezcas o no, quizás es su momento me hubiera gustado saber que sufrías por haberte equivocado, por no haberme valorado, por haber sido tan siego y tan estúpido como para no darte cuenta de lo afortunado que eras a mi lado, en su tiempo quizás me hubiera ayudado saber que me extrañabas y me echabas de menos, y quizás incluso existió un tiempo en el que al verte arrepentido te hubiera perdonado.

Pero ese tiempo ya paso hace mucho, y como pude tuve que rearmar los pedazos que quedaron de mi corazón tirados, tuve que consolarme a mi misma, tuve que sanarme y retomar el valor para afrontar de nuevo este mundo yo sola, porque hacia mucho tiempo que me habías convencido de que estaríamos juntos hasta la muerte, y fue precisamente porque te creí que me deje de imaginar un futuro que no fuera a tu lado, fueron tus mentiras las que me hicieron daño incluso después de tu partida, pero eso…, eso ya está olvidado.

Superarte me llevo tiempo, pero no hay mal que no pase y al final te fui olvidando, de cualquier forma no había nada bueno que recordar de nuestro pasado, así que poco a poco deje de pensar en ti hasta el día en que ya no volví a hacerlo más, quizás no me creas, pero me costó reconocerte, no solo por lo mal que te ha tratado la vida, sino porque ya no me acordaba de ti, cuando me dijiste tu nombre tuvieron que pasar unos cuantos segundos para recordar quien eras y que habías significado en mi pasado, pero fuiste tu a final de cuentas el culpable de tu propio olvido, porque las personas que saben amar independientemente de si son correspondidas o no son difíciles de olvidar, en cambio las personas que no saben amar están condenadas al completo olvido.

Es por eso que tu no puedes olvidarme, a pesar de que no me quisiste en su tiempo, porque al final de cuentas terminaste comparándome y te diste cuenta de lo que te daba, lastimosamente fue demasiado tarde como para poder volver sobre tus pasos, fue tarde para arreglar tus equivocaciones, fue tarde porque desde hace ya mucho tiempo mi corazón dejo de latir por ti, yo sin embargo, ya te había olvidado, porque no tenía caso recordar a alguien que no me supo valorar, nada bueno había en nuestro pasado, nada a lo que aferrarse, nada por lo que sentir una perdida, y también nada por lo cual darte una oportunidad ahora que has regresado.

Si tuviera que decirte lo que significas para mi con una palabra esa seria: “nada”, porque por ti ahora no siento nada, ni bueno ni malo, porque no me dejaste nada que pudiera extrañar de ti, porque he vivido mi vida sin tenerte en cuenta y por eso tampoco siento nada de tristeza o de jubilo al verte destrozado, humillado y triste, y solo siento algo de pena por ti, porque cuando me tuviste me ignoraste, y cuando me perdiste me lloraste, pero no hay “nada” más que pueda sentir por ti.

Autor: Sunky