No me equivoque al conocerte, me equivoque al pensar que podrías ser especial.

0
1637

Tu mirada era diferente, tenías un carácter tan impredecible que eras simplemente irresistible para mí, recuerdo que comenzaba una oración y tu la terminabas antes de que yo pudiera hacerlo, parecía como si me leyeras el pensamiento, o como si pensaras igual que yo, quizás así era en algunas cosas, quizás eras la persona que siempre soñé y sin embargo no eras para mí, porque a pesar de que coincidíamos en casi todo, en lo más importante no era así, en lo más importante terminamos por diferir horriblemente.

Es un error común de mi parte el creer que cuando alguien se me parece en algo seguramente tendrá los mismos valores que yo, especialmente el de la sinceridad, pues creo que la sinceridad es la base de todo, si se es sincero se puede llegar a acuerdos, se puede dialogar las diferencias, se pueden transmitir los sueños y anhelos, y con una buena disposición seriamos capaces de arreglarlo todo, pero tu no querías nada serio, a pesar de que me dijiste que era lo que deseabas en realidad solo buscabas divertirte por un rato.

No me considero una persona cerrada, quizás si me hubieras dicho tus verdaderas intenciones aún así hubiera salido contigo, porque me resultabas tan atractivo que dudo que me hubiera rehusado, pero al menos hubiera sabido que todo sería solo temporal, sabría que nunca serías mío y que lo nuestro tendría una fecha de caducidad desde sus inicios, con esto quiero decirte que aquello que vivimos hubiera pasado de cualquier manera, pero lo que no puedo entender es porque tu manera infame de engañarme y hacerme creer que lo nuestro era algo para toda la vida, que eras alguien especial y porque me dejaste enamorarme como una idiota de ti, si tu no te estabas enamorando conmigo.

Mi reproche no es el haberte conocido, mi reproche es el hacer un viaje sola, el subirme al tren del amor cuando tu nunca lo abordaste conmigo, no me arrepiento de haberte conocido, no me arrepiento de todo lo que vivimos y compartimos, eres alguien que estoy segura de que no seré capaz de olvidar nunca, solo me arrepiento de haber sido la única que no sabía que todo sería un juego, solo me duele el saber que nunca me fuiste sincero, solo me lastima que no tuvieras el valor de hablarme de frente y sobre todo el haberte creído alguien especial cuando en realidad solo eras alguien como cualquiera que hasta entonces había conocido.

Autor: Chivy