Deja que el tiempo pase y ya veremos lo que trae.

0
916

Desde lo lejos alcance a escuchar a una anciana en su lecho de muerte, desesperada intentaba aferrarse un poco más a esa vida de la cual ella decía haber desperdiciado la gran mayoría de su tiempo en actividades que solo le consumieron, arrepentida trataba de “vivir” de una forma distinta a la que se dedico durante toda su vida, tarde comprendió que el tiempo no perdona ni deja de pasar, que solo existe una vida y que el tiempo que se pierde no se puede nunca recuperar, así exhaló su último aliento, con un arrepentimiento profundo por haber desperdiciado tantas oportunidades de experimentar la felicidad, porque se dio cuenta de que había vivido en una trampa que ella misma se forjo, una trampa que le obligaba a vivir ya sea en el pasado o en apocalípticos futuros que pocas veces se hicieron realidad, y lo único que era evidente era aquel final al que se dirigía lenta pero seguramente y fue ese precisamente de entre todas sus preocupaciones el único que nunca vislumbro.

¿Alguna vez te has preguntado cuanto tiempo has desperdiciado preocupándote por algo que ni siquiera estas segura que va a pasar?, o ¿Cuánto tiempo has perdido mirando hacia un pasado que consideras era mucho mejor que el presente que ahora vives?, pero ¿no será que en algún tiempo vuelvas a mirar al presente que ahora estas viviendo y lo recuerdes como algo más deseable que ese tiempo en el que te encuentres?, ¿Cuánto tiempo más necesitas para darte cuenta que eso solo es una pérdida de tiempo?, y es que seguramente al cuestionarte puedas dar mil explicaciones de porque te preocupas, pero dime: ¿Alguna vez preocuparte te sirvió de algo?, o ¿es necesario llegar al caso de esta viejecita, donde ya nada podemos hacer para darnos cuenta de todo el tiempo que perdimos y de todas las oportunidades que tuvimos para ser felices y terminamos despreciando?

¡Deja de mirar al pasado!, deja de preocuparte por el futuro, aprovecha este momento que ahora tienes para ocuparte de las personas que te quieren, para disfrutar la vida porque solo tendrás una, y cada momento que vives es irrepetible, y aunque tengas problemas encuentra una forma de ser feliz a pesar de ellos, porque problemas siempre vas a tener, no existe nadie que no tenga problemas, no existe nadie que no recuerde algo del pasado que le parezca hermoso, pero por más hermoso que sea ya pasó, y quedarse mirando hacia atrás te impide ver lo que tienes en frente, te impide crear nuevos hermosos recuerdos, que incluso pueden ser mejores que aquellos que tanto anhelas, recuerda que la vida pocas veces se nos presenta de la forma en la que la imaginábamos, y esto incluye a los malos momentos, porque aunque te dediques a observar todas las posibles adversidades siempre habrá una que no estés mirando, y quizás sea la más lógica e inevitable de todas.

Las cosas muchas veces suceden de formas completamente distintas a como las vislumbramos y terminamos enamorándonos de la persona que menos imaginábamos, terminamos encontrando la felicidad en situaciones o persona que tuvimos siempre frente a nosotros, porque para cada quien la felicidad representa algo diferente, porque cada persona es un mundo y nadie puede decirte lo que necesitas o lo que quieres, así que deja de pensar tanto en el pasado o en el futuro, disfruta del presente, disfruta y se feliz, y espera con alegría las cosas que vendrán, porque es precisamente el no saber lo que viene lo que hace que tengamos esta incertidumbre y emoción por seguir, no taches algo de bueno o malo hasta que no lo experimentes, vive y deja el tiempo pasar y ya verás por ti misma que es lo que trae.

Autor: Sunky