Valora más las manos que te levantan en tus momentos de caída, que las miles que te aplauden en los momentos de éxito.

0
4657

Siempre estuve contigo y lo sabes, siempre fui incondicional, te acompañe en tus peores momentos y también compartimos algunos buenos, nunca busque algún tipo de retribución por lo que hacía por ti, lo hacía porque me nacía, porque te amaba, porque lo deseaba, y también debo aceptar que ayudándote en todo lo que podía era muy feliz, sabía de tus fortalezas, sabía que en algún momento te levantarías como el ave fénix, más fuerte que nunca y que saldríamos adelante.

Acerté casi en todo menos en lo último, porque una vez que te recuperaste por completo te fuiste olvidando de mí, fuiste alcanzando éxito tras éxito como yo lo había imaginado, pero cambiaste demasiado en el proceso, llego el día en que parecía que ya no te acordabas de mí, me sentí relegada, alejada, menospreciada y no pude soportar más ver en que te habías convertido y me fui.

 

Dicen que la vida está llena de subidas y bajadas, y cuando estas arriba rápidamente te olvidas de cómo se sentía estar abajo, piensas que todo fue un mal sueño y pronto comienzas a comportarte de una manera diferente, incluso pisoteando a las personas que son como tu alguna vez fuiste, quizás sea cierto eso, quizás yo fui solamente una parte de tu mal sueño, quizás al igual que el pasado deseabas olvidarme, porque al estar cerca de ti te recordaba de donde venias y no querías pensar en eso nunca más, no sé realmente cuales fueron tus razones, incluso ahora mismo llego a dudar de si alguna vez me amaste en verdad o si solo me usaste para tener compañía y apoyo en tus momentos de necesidad.

Cualquiera que fuera tu razón no me interesa, lo que me interesa es la verdad que me golpeo y me hizo ver la realidad, por eso te deje, porque sabía que merecía alguien mejor que tú, no te maldije ni te desee algún mal, aunque seguramente otra en mi lugar hubiera hecho hasta lo imposible por verte caer, yo no soy de esa manera, yo simplemente te olvide, y comencé una nueva historia con alguien que sin duda es mejor que tú, por eso estoy agradecida, por eso no me afecta en lo absoluto que terminaras siendo un malagradecido.

Pero los excesos de alguien que nunca tuvo poder y de pronto lo tuvo te alcanzaron, y te dedicaste a tirar por la borda todo lo que ganaste, fruto solo de tus vanidades absurdas, y con la simple intención de agradar a todas esas personas falsas de las que te rodeaste, de esa manera todo lo perdiste y ahora es que te acordaste de mí, ahora que nuevamente estas en el suelo, pero esta vez tendrás que buscar a alguien más que esté dispuesta a acompañarte en tus carencias y sufrimientos, porque yo soy feliz al lado del hombre que tengo, y aunque no fuera así jamás volvería a tropezar con una piedra como fuiste tú.

Autor: Chivy