Los muertos reciben más flores que los vivos, porque el arrepentimiento es más fuerte que la gratitud.

0
5028

Tengo la costumbre de ser alguien que se entrega por completo, hasta el límite, sin miedos, sin arrepentimientos, no pierdo mi tiempo indecisa si me arriesgo o no, me lanzo sobre aquello que he decidido dejar entrar en mi vida y lo hago de una y con todo el corazón, soy alguien que no se preocupa de una traición, la supero si es que llega, y mientras tanto disfruto de lo bueno que tengo frente a mí, sé que mi forma de ser es muy arriesgada, y que muchas veces me toca sufrir, pero esa es la única manera que tengo para sentirme realmente viva, afrontar el miedo y arriesgarme es la manera en que realmente siento que mi corazón late de verdad.

Tonta para muchos, loca para otros, atrevida para algunos más, pero esa es la manera en que decidí vivir, es la que a pesar de todo me ha dado más alegrías y digo a pesar de todo porque no puedo presumir de no haber llorado, de no haber sufrido, de no haber sido traicionada, pero esas cosas nos pasan a todos y cada vez soy mejore tomando decisiones, eligiendo a las personas que elijo para ser el receptor de mis emociones, y sobre todo cada vez aprendo más de todas aquellas desilusiones vividas con anterioridad, así que sé reconocer más fácilmente cuando alguien no vale la pena y puedo ser capaz de dejarle ir más pronto de mi vida.

No guardo resentimientos, ni rencores, acepto lo que es y le doy su lugar, y tú no eres la excepción, fuiste y dejaste de ser, más por ti que por mí, yo solamente escribí el punto final de nuestra historia, pero fuiste tú el autor de todos los argumentos que me llevaron a tomar esa decisión, decisión de la cual no me arrepiento, porque como dije he aprendido a aceptar las cosas como son, y lo nuestro no puede llegar a ser más de lo que fue, es por eso que decidí decirte adiós.

Lamento en verdad verte envuelto en todo ese sufrimiento, pero no hay nada que pueda hacer para cambiar tu situación, tarde comprendiste el valor que tenía lo nuestro, tarde llego el arrepentimiento a tu mente, porque triste mente las personas damos todo por hecho y creemos que somos dueños de todo lo que nos rodea, más no somos conscientes de que todo es prestado, especialmente las personas, y que depende de nosotros mantenerlas cerca muchas veces, tu no tuviste la inteligencia para darte cuenta de lo afortunado que eras, hasta que fue demasiado tarde, yo no vuelvo sobre mis pasos y solo puedo desearte mejor suerte la próxima vez.

Todo esto paso porque las personas nos olvidamos de ser agradecidos por lo que tenemos, seguimos mirando hacia el horizonte buscando obtener nuevas metas, y descuidamos a los que nos rodean y nos aman, es por eso que el panteón esta lleno de flores, es por eso que los muertos reciben más flores que los vivos, porque el arrepentimiento es más fuerte que la gratitud.

Autor: Chivy