Nadie ama dos veces la misma mentira. Solo yo.

0
4805

Me siento completamente confundida, y entiendo bien que aposte por un claro perdedor, todos los que me rodeaban me lo decían, incluso mi sentido común me lo advirtió, sin embargo, decidí darte una oportunidad más, creyendo que habías aprendido la lección, que comprendías que el amor es algo sagrado que debe respetarse sobre todo, que la unión que teníamos trascendía nuestros propios cuerpos y que era algo más grande que nosotros mismos, era la base donde nuestros hijos algún día podrían inspirarse para encontrar su propio camino, era ese cálido hogar que nos acogía a todos como una familia y creí que por fin lo habías comprendido.

Sé que ya lo habíamos hablado, y en esa ocasión te pregunte si algo te había faltado de mí, si algo estaba mal, si yo fui quien de alguna manera te arroje hacía los brazos de aquella zorra, pero tu dijiste que no tenía nada que ver conmigo, que había sido una falta completamente tuya, que por un momento de locura dejaste de observar lo dichoso que eras al contar con una familia y una mujer que te amaba, y que solamente querías una oportunidad más para demostrarme ese amor que me tenías a pesar de todo.

Creo que ha quedado bien claro lo cutre que tu amor es, sí eso era lo que querías demostrar bastaba solo con decirlo para que comprendiera inmediatamente que no eras capaz de querer, que eras un egoísta, un mujeriego y un charlatán, que solamente querías quien te hiciera de sirvienta en la casa y que eso era todo lo que yo significaba para ti, que mis besos, mis caricias y mi amor nunca fueron capaces de alcanzarte, que los lazos que teníamos solamente existieron en mi imaginación, que todo fue un error, desde el momento en que decidimos vivir juntos y formar una familia.

Eres hábil para decir tus mentiras, pareciera que crees realmente en lo que dices, y mientras me engañabas nuevamente ya estabas planeando tu nueva fechoría, no quiero entrar en detalles, solo quiero decirte que te perdone realmente de corazón, pero obviamente no soy una tonta idealista y aunque te creí mis ojos querían ver ese arrepentimiento que tanto profesabas, fue por eso que en esta ocasión no tarde mucho en descubrir tu mentira, fue por eso que no puedes venir y decirme que estoy confundida, porque con mis propios ojos te vi de nuevo con otra mujer.

Nadie cree dos veces la misma mentira, nadie excepto yo, ya sé que fue una completa tontería, pero quise creer en ti a pesar de todo una ultima vez, pero me decepcionaste como siempre y ahora de una vez por todas desaparece de mi vida.

Autor: Chivy