Tienes derecho a estar molesto, pero no a ser cruel.

0
1609

Entiendo que la carga del día a día puede llegar a ser una montaña sobre los hombros de una persona, entiendo que hay ocasiones en las que nos parece ser unos completos incomprendidos, en las que parece que nadie se percata de nuestras preocupaciones y nuestro dolor, en las que nos estamos esforzando al máximo por tener a los demás bien y parece que no solo son incapaces de agradecérnoslo si no de notarlo, sé que hay momentos en la vida en los que nos sentimos completamente desesperados, solos y la ira puede apoderarse de nosotros.

Es en ese momento cuando perdemos la delicadeza, cuando comenzamos a ser más toscos en nuestra manera de actuar y de hablar, cuando los modales pasan a segundo plano, cuando las malas palabras se ponen a la orden del día, cuando todo comienza a dejar de tener sentido y sentimos una distancia enorme con los demás, y esa distancia no hace otra cosa que volverse cada día más y más grande hasta que nos encontramos en la completa obscuridad, sé que todos tenemos días como esos, todos pasamos por momentos así, y muchas veces la compañía no hace más que agraviar el problema, lo que necesitamos es estar solos con nosotros mismos y poner todo en su lugar.

No te juzgo por estar pasando por un mal momento, tampoco me pasa por la cabeza las ganas de dejarte, sé que esto es una etapa y que pasará, sé que necesitas gente que te ame y que con paciencia te espere a que reacciones y estoy aquí para ti, tanto si quieres hablar como si solamente quieres saber que no te encuentras solo, siempre te he dicho que puedes contar conmigo para todo, sabes que puedes hablar de lo que sea conmigo, y sabes que también respeto tu silencio cuando eso es lo que necesitas, he tratado de mantenerme al margen porque siento que eso es lo que me pedías en silencio, porque como dije sabes que puedes recargarte en mi cuando lo necesites y si no me lo haz pedido asumo que es porque lo que necesitas resolver no es algo en lo que yo te pueda ayudar.

Pero últimamente tu carácter se ha descontrolado más de lo normal, has comenzado a atacarme sin sentido, has comenzado a ofenderme sin razón, y eso es algo que sabes que esta mal y también algo que no te pienso permitir, soy tu apoyo y compañera y merezco el mismo respeto que te doy, así que sí el disgusto es por algo que hice o deje de hacer vamos a hablarlo de una vez, no soy de las que no aceptan sus responsabilidades cuando realmente lo son, si tu problema es conmigo resolvámoslo de una vez por todas, si tu problema es por otra causa y puedo ayudarte apóyate en mí, si no puedo ayudarte y necesitas resolverlo solo esta bien también, pero no recales conmigo, tengo la paciencia y el amor para ayudarte y lo he demostrado en varias ocasiones, y quiero que sepas que tienes todo el derecho de sentirte molesto, pero no tienes el derecho de ser cruel conmigo.

Autor: Sunky