Antes de ser infiel, recuerda que yo puedo serlo más fácil si quiero.

0
1823

Me resulta cómica tu manera de actuar, me gustaría decir que es tu manera de pensar lo que me resulta cómico, pero haz dejado ya muy claro que no eres capaz de tal hallazgo, has demostrado tener una capacidad cognitiva semejante a la de un perro callejero, que no sabe distinguir entre su casa y la casa del vecino, has demostrado una carencia tal de valores que me horrorizo al pensar como fue que te educaron tus padres si es que alguna vez lo hicieron, de hecho ahora mismo me pregunto si serás capaz de entender lo que te estoy escribiendo.

Imagino que a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que no soy como la mayoría, yo “se respetar, se querer, se amar, se entregarme y se ser fiel, pero lo más importantes es que se con quién”, no tiene caso darle margaritas a los puercos, y tu eres uno de ellos, alguien que no distingue entre una delicia y los desechos, eres un puerco porque perdiste a una mujer que te ofreció todo por irte a revolcar en la inmundicia de las sabanas que otros ensuciaron antes que tú, tenías algo que solamente era para ti y lo cambiaste por los desechos, por las sobras que alguien más te ofreció y peor aún, te hicieron pagar por ello.

Es verdad que pude haberme ido sin más, que pude dejarte una nota y cerrar la puerta antes de irme, pero sabía que no sería suficiente, sabía que si solo me iba no aprenderías la lección, fue por eso que decidí como ultimo acto de amor hacia ti, inmolarme a mi misma y caer en la infidelidad igual que lo hiciste tú, pero al menos yo si que tuve mejor gusto, y no me costó ni una décima parte del esfuerzo que te tomó a ti, lo goce no voy a negarlo, pero más lo hice para dejarte un mensaje que estoy segura que no olvidarás.

La sociedad esta acostumbrada a ver la infidelidad de los hombres como algo “normal”, sin embargo, una mujer infiel es tachada de puta inmediatamente, eso es algo que como ves no me interesa, no me interesa lo que piensen los demás, solo quería que sintieras el ardor en la cara que se siente cuando alguien te es infiel, que veas como duele saber que alguien que se supone es solo para ti estaba revolcándose en las sabanas de alguien más, y sobre todo, quería que entendieras que la infidelidad es más fácil para las mujeres, porque mientras tu te tienes que esforzar por convencer a alguien, comprarla o lo que sea, una mujer solo tiene que escoger con quien le gustaría consumar su infidelidad.

Así que no tienes cara de venir a reclamarme nada, lo nuestro lo terminaste tu en el momento en que decidiste actuar como un animal, yo solamente quise dejarte un recuerdo de despedida, que espero te sirva en un futuro, para que valores si la vida tiene la bondad de presentarte a otra mujer lo suficientemente estúpida como para tomarte en serio y ser tuya nada más.

Autor: Chivy