Te perdono, pero no te quiero en mi vida.

0
11084

Creo que deberías de entender la gravedad de lo que me hiciste, rompiste mi mundo a pedazos al mismo tiempo que me herías en lo más profundo del corazón, te aprovechaste de la confianza que te tenía para traicionarme de la manera más baja posible, y por si eso fuera poco ni siquiera tuviste el cuidado de hacerlo de forma que nadie te viera, estabas tan idiotizado con esa nueva conquista tuya que te exhibías con ella incluso frente a nuestros amigos en común, no sabes como me arde la cara de la vergüenza por defenderte ante aquellas amistades que me decían lo que estabas haciendo y yo incluso me llegue a pelear con algunas de ellas por hablar mal de ti.

Es por eso que ahora entiendo que nunca necesitaste engañarme, no lo necesitaste porque yo estaba ciega de amor, porque mi confianza en ti eran tan extrema que a pesar de tener a varias personas diciéndome de tus aventuras yo no quise escucharles, les corrí de mi casa y seguía pensando que eras incapaz de traicionarme, porque pensaba que me amabas tanto como yo te amaba a ti, y porque ante mis ojos nadie importaba, nadie eran tan guapo o varonil como lo eras tu, por eso te creía incapaz de ser infiel, porque yo de hecho era incapaz de serte infiel a ti.

Tuviste muchas oportunidades de dejarlo y quizás no hubiera pasado nada, porque yo estaba tan ciega y aferrada a creer en tus palabras de amor, porque para mi era inconcebible que algo así estuviera pasando en realidad, así que si hubiese sido un par de ocasiones las que te hubieras descarriado quizás nunca hubiera creído que me la estabas jugando en mi cara, porque tuve que verlo con mis propios ojos para aceptar la cruda realidad, y aun así buscaba alguna manera de darle otra explicación al verte besar a otra chica, pero la realidad me acorralo, me golpeo tan fuerte que no tuve más opción que aceptarla mientras veía como mi mundo se caía en pedazos.

Me siento avergonzada de aquella ingenuidad que tenía, me siento como tonta por no haber querido ver lo que estaba pasando, pero al mismo tiempo me siento orgullosa de ser capaz de entregarme a tal grado, y me gusto que lo vieras para que no te quede duda de lo mucho que te amaba, y de la imagen de respeto total que te tenía, y aunque ahora me encuentro completamente abatida, sin saber a donde me llevarán mis pasos, tratando de encontrar una imagen de un futuro en el que ya no existas, tratando de darme ánimos y decirme a mi misma que todo estará bien, y que las cosas pasan por algo, tratando de juntar todos los pedazos de mi corazón que quedaron tirados y aprovechando para sacarte de mis recuerdos más añorados, a pesar de todo lo que estoy viviendo tengo la mente lo suficientemente clara para decirte que ya no quiero volver a verte.

Fuiste la persona más importante de mi vida y lo sabes, lo sabes porque te lo decía, pero además de eso te lo demostré siempre, es quizás por eso que ahora te encuentras pidiéndome que te perdone, quizás ahora que ya no estamos juntos has notado todo lo que tenías a mi lado, todo lo que perdiste por tu estúpida necesidad de sentirte capaz de conquistar un nuevo corazón, pero yo no soy el juego de nadie, y además ahora ya no puedo volver a amarte, ya no puedo sentir de nuevo lo que por ti sentía, porque era más que otra cosa el respeto la base de todos los demás sentimientos que por ti tenía, y ahora aunque soy capaz de perdonarte por lo que hiciste no soy capaz de olvidar lo poco que te importo lo nuestro en ese momento, no soy capaz de volver a confiar en ti ni sentir respeto, y por lo tanto, no soy capaz de volver a amarte.

Autor: Sunky