El no dijo nada, ella entendió todo.

0
688

Me hubiera gustado que me explicaras porque lo nuestro se terminó, me hubiera gustado que lo discutiéramos y que tratáramos de solucionar el problema cualquiera que haya sido, no sabes como me frustra cuando las personas se cierran al dialogo porque de esa manera nada se entiende y nada se puede resolver, sin embargo, las palabras no son necesarias para entender cuando todo ha terminado, cuando lo único que haces insistiendo es perder tu tiempo y energías en algo que esta completamente fuera de tu alcance cambiar.

En lo personal creo que solo las personas valientes son capaces de decir lo que sienten de frente, ya que se necesita mucha valentía para exponer las emociones que arden dentro de nuestro corazón, también se necesita mucho valor para tratar de arreglar algo que parece no tener remedio, porque la huida siempre será la salida más sencilla aunque también la más penosa y la que peores resultados da, es por eso que insistí tanto en su momento en que me dijeras que era lo que te pasaba, no quería comportarme como una acosadora como tú lo dijiste, quería que pudiéramos resolver aquello que  te incomodaba, quería que fuéramos capaces de pasar esa página complicada y seguir viviendo nuestra historia.

Pero tu decidiste envolverte en el silencio, sin derecho a prorroga escribiste el punto final de nuestra historia, no porque lo dijeras porque de hecho ese fue el problema, no fuiste bueno ni siquiera para decir que todo había terminado, simplemente te limitaste a dejar de hablarme, a distanciarte cada vez más, a dedicarme cada vez menos tiempo, hasta que lo nuestro se fue apagando, hasta que al estar a tu lado sentía más frío que en mi propia soledad, y si algo me dejaste claro con esa actitud tuya fue que mi vida ya era mucho más amena sin tu presencia, me hiciste dar ese paso que tu ya habías dado, me hiciste decir las palabras que tu te negaste a pronunciar, me hiciste darme cuenta de que todo había terminado y lo mejor era que no nos volviéramos a ver.

Quizás así lo quisiste tú, quizás solo querías evitarte el trago amargo de terminar conmigo, pero no soy tonta, sé muy bien que lo que paso fue cosa tuya, tu lo buscaste y así lo querías y si lo nuestro tenía que terminar no me molesta, me molesta que no hayas tenido el valor de decirlo por cuenta propia, me molesta el no saber que fue lo que ocasiono que me dejaras de amar, me molesta no haber podido hacer nada al respecto, me molesta no saber si hice algo mal, y sobre todo me molesta haber tenido que ser yo quien terminara con lo nuestro, me molesta que me hayas echo interpretar tu silencio.

Autor: Sunky