Quédate con la persona que te sume cosas positivas a tu vida, o si no al menos que no te dé más problemas.

0
1438

Como me gustaría que llegara a mi vida alguien capaz de construir, alguien que sume, alguien que sea símbolo de apoyo y fuerza, alguien en quien pueda confiar por completo, alguien que sea coherente entre lo que dice, lo que hace y sus ideales, alguien que tenga el valor de mostrarse tal cual, alguien que no tenga miedo de ser señalado con el dedo, alguien que sepa que no se puede tener a todos contentos pero que se esfuerce por mantener la unidad con las personas que ama, estoy sinceramente cansada de que cada relación sea sinónimo de problemas, estoy cansada de esos hombres que desconfían hasta de su propia sombra, que un día dicen una cosa y al otro todo lo contrario, estoy cansada de conocer hombres que no me den la certeza de que estarán mañana.

Yo no soy perfecta y nunca he pretendido serlo, conozco mis fortalezas y debilidades, y no me siento ni más ni menos que las otras personas, no me comparo con nadie porque no hay fundamentos para hacerlo, habrá cosas en las que seré mejor y otras en las que sea un completo desastre, y es precisamente por eso que no trato de aparentar ser nada diferente a la persona que soy en realidad, porque quiero que la persona que llegue a mi vida sepa el paquete que se esta aventando encima, y quiero que sea capaz de distinguir mis fortalezas y debilidades con facilidad, quiero que sepa en que cosas puedo desempeñarme perfectamente y en que otras podría necesitar quizás un poco de ayuda, y no espero que alguien perfecto llegue a mi vida, no creo que exista para empezar, solo quiero que al igual que yo él conozca sus puntos fuertes y sus puntos flacos y que no intente disimular o pretenda ser todo poderoso.

A las mujeres no nos gustan esos hombres que dan aire de ser perfectos, nos mandan una alarma inmediata de que algo está mal, queremos personas normales a nuestro lado, pero queremos ser capaces de reconocer aquellos defectos de la otra persona para saber si nos aventamos o no a tener una relación con él, todo se resume en pocas palabras a la sinceridad, a la capacidad de decir “así soy”, y dejar que la otra persona decida si eres bueno o no para ella, quizás sus virtudes opaquen a sus defectos, quizás algún defecto sea tan importante que no importen las virtudes que tenga, pero esa es una decisión que debe tomar la otra persona y tratar de disimular nuestros defectos solo retrasa ese momento inevitable en el que los encontrará, y quizás estemos ya más enamorados y con más compromisos que cuando recién se acaba de conocer a la persona.

No puedes ser bueno para todos, pero “basta con serlo para una persona”, si eres capaz de encontrar aquella persona que no solo te acepte con tus defectos si no que te ame por todo el conjunto de rarezas que eres y tu igual con él serás la persona más afortunada del mundo, porque entonces no necesitaras gustarle a nadie más, porque tu búsqueda habrá terminado, porque de ahí en adelante se pueden dedicar a construir sus sueños juntos, por eso digo que necesito a alguien capaz de entrar en mi vida sin hacerme daño, capaz de actuar conmigo en armonía, alguien que sume y no que me signifique solo problemas, porque la vida ya te da los suficientes como para sumarle los que te trae alguien que acabas de conocer, quiero alguien que si no me arregle la vida al menos no me la complique más.

Autor: Sunky