Quiero a alguien para compartir.

0
954

Creo que por fin entiendo lo que realmente busco, hasta el día de hoy estuve buscando características físicas o emocionales en las personas que dejaba entrar en mi vida, pero si bien el físico es fácil de distinguir, las emociones son algo mucho más complejo, no se puede saber a simple vista que clase de persona tienes enfrente, lo único que puedes hacer es seguir adelante, conociéndole, y orar por no salir herida, o engañada.

Hay quienes creen que en la pareja debe de buscarse aquello que les hace falta, y de esa manera cubrir sus debilidades con las virtudes de su amado, pero yo no creo que eso sea necesario y mucho menos que este bien, es verdad que no podemos ser perfectos, pero es que no hay necesidad de intentarlo, solo hay que mejorar en aquellos aspectos que creemos importantes, tenemos todo el derecho de dejar las otras cosas de lado, tenemos el derecho de permanecer imperfectos, o defectuosos en aquello que consideramos carente de valor, es por eso que no creo que sea necesario buscar a alguien para que cubra tus carencias.

Hoy he dejado de ponerme tan quisquillosa con la persona que quiero para mí, hoy solo quiero pedirle a la vida que me ponga en el camino “alguien con quien compartir”, con quien compartir la felicidad que ya tengo, y mis miedos cuando lleguen, con quien platicar sobre mis ideas y sueños por absurdos o tontos que puedan parecer, alguien que me hable sus metas y anhelos, alguien a quien pueda abrazar en los tiempos de frío, o en mis momentos de desconsuelo, alguien sin prejuicios, que me acepte y se acepte a si mismo, que sepa reconocer la magia dentro de lo ordinario, alguien que no se confunda con los sueños de otros, que reconozca su propio camino, alguien con el valor de ser el mismo.

La vida tiene momentos buenos y malos, y curiosamente a veces creemos que al enamorarnos la vida cambiará, pero esto nunca sucede, la vida sigue siendo la misma, y no hay persona en el mundo capaz de evitarte los malos ratos, es por eso que dejé de pensar en el amor como la solución a mis problemas, los problemas seguirán llegando a mi vida, porque son estas situaciones las que de alguna manera nos hacen crecer, pero cuando lleguen esos problemas al menos tendré con quien compartirlos, al menos tendré un hombro sobre el cual recargarme, tendré alguien que me escuche y me de su apoyo, hoy comprendí que la palabra clave del amor es precisamente esa “compartir”, y las personas que saben y gustan compartirlo todo, son aquellas que experimentan la magia real del amor.

Autor: Chivy