Quédate con quien te haga su prioridad y no su opción.

0
1813

Te aprovechaste de esa necesidad que tenía de cariño, llegaste en el peor momento de mi vida, porque estoy segura que en cualquier otro momento te hubiera mandado al demonio, pero en ese tiempo lo único que quería era un poco de calor humano, un poco de cariño, de comprensión y compañía, y fue por eso que a pesar de tu forma tan egoísta de ser me quede a tu lado.

Los días pasaban y aunque en el fondo sabía que nunca cambiarias muy en el fondo de mi avivaba una esperanza de estar equivocada, esa esperanza nacía de mi necesidad de tenerte a mi lado, de mis miedos por encontrarme sola, ¡que tonta era! Estaba mucho mejor sola que en tu compañía, pero eso era algo que no podía ver en ese momento, ahora entiendo que cometí muchos errores contigo, el primero de ellos fue elegirte, el segundo buscar a alguien cuando estaba destrozada, el tercero buscar la cura a mis males en alguien más, este fue el peor de mis errores, querer llenar el vacío que tenía con alguien independientemente de si hubiera sido una buena persona y no una escoria como tú.

Cuesta mucho recuperarse de las heridas del alma, y toma mucho más tiempo al lado de alguien que te demuestra una actitud tan despreocupada sobre lo que te pasa, que te hace ver con cada uno de sus actos lo poco que le importas, que te dice palabras hirientes solo para aplastar lo poco que te quede de autoestima, todo para convertirte en una esclava de tus propios temores, todo para convencerte de que nadie más te va a querer y que debes conformarte con las migajas de cariño que te tira al piso, eso con tal de tenerte como un objeto que pueda usar solo cuando él quiere, para mantenerte rota, para que nunca seas capaz de sacar la cabeza del suelo y volver a mirar el cielo.

Durante el tiempo que estuvimos juntos, solo fui una más en tu vida, nunca me tomaste realmente en serio, siempre era la ultima que elegías y solo estabas conmigo cuando las otras no querían o no podían verte, pero gracias a Dios todo llego a su fin, porque en algún momento de ese tortuoso camino que viví contigo pude recobrar un poco de amor propio, lo suficiente para alejarme de ti, y el ascio que me dejaste me sirvió para no tener ganas de relacionarme emocionalmente con nadie más por un tiempo, fue de esa forma que por fin hice lo que debí desde un principio: sanarme a mi misma, complementarme yo sola, y volver a sentir las ganas de vivir la vida.

Hoy quiero a alguien a mi lado, pero nunca más a nadie como tu, porque hoy tengo la ventaja de saberme autosuficiente, y no busco a nadie que me complemente, o porque lo necesite, o porque tenga miedo, busco a alguien simplemente para compartir la felicidad que ya poseo, alguien que se enamore de mi y que me tenga como su prioridad, como la única en su vida, y no como una opción más.

Autor: Chivy