¿De qué sirve tener un buen corazón si nadie se fija en eso?

0
2801

No soy una santa ni mucho menos, soy una mujer común y corriente, eso sí, enfocada en hacer las cosas bien, trato de dar siempre lo mejor de mí, y voy caminando por este mundo lleno de desgracias, injusticias, soledad, hambre y sufrimiento tratando de cuidar mi corazón, tratando de no caer en la corriente que te lleva a las aguas más profundas del odio, del miedo, la tristeza y la decepción, siempre trato de apoyar a las personas cuando me lo piden y puedo hacerlo, pero no soy más especial que nadie, ni tampoco completamente buena, solamente intento ser tan buena persona como mi situación y mis recursos me lo permitan.

 

De lo que si puedo presumir un poco es que soy muy buena escuchando a la gente, puedo pasar horas y horas escuchando a alguien hablarme de sus choco aventuras o de sus penas, si tengo una virtud que resalte en mi quizás sería precisamente esa, soy buena escuchando y poniéndome en el lugar de las personas, quizás por eso es que les tengo tanta paciencia, quizás por eso me duele ver como después se alejan, porque puedo entender perfectamente lo que estaban pensando cuando se marcharon y me queda más que claro que la mayoría solo me usaron, y aunque es bien sabido que las personas cuidan más a aquellos que más mal les tratan, porque se la pasan tratando de ganarse su afecto, también es sabido que las buenas personas son las más olvidadas, son las primeras que pasan a segundo plano, son las más ignoradas y las menos atractivas de todas las personalidades conocidas.

Pero las personas siguen diciendo a los cuatro vientos que “lo más importante en una relación es estar con una buena persona”, que “todo lo demás llega por añadidura”, “que lo que más importa de una persona no es su apariencia si no lo que llevan dentro”, pero todos siguen buscando a las personas más atractivas o ya no atractivas si no a las que se visten más como putas, todos buscan principalmente la satisfacción del sexo fácil, y las personas como yo solamente somos importantes cuando la gente necesita reconfortarse, cuando están heridos, cuando ya no pueden con sus vidas, es solamente en ese momento que buscan a gente buena para pasar el rato, somos solamente las enfermeras que les cuidarán por una temporada, pero en el fondo sabemos que una vez esa persona se alivie por completo y recupere su confianza se irá incluso sin siquiera dar las gracias.

Sé que la solución es sencilla, debo de convertirme en una perra si quiero compañía, pero es un precio demasiado alto que no pienso pagar, seguiré siendo como soy con la esperanza de que algún día llegue alguien que sea capaz de ser tratado bien y apreciarlo, que no se sienta raro con ese trato, que no salga a buscar a alguien más que le volteara la cara o lo despreciara, alguien que considere normal amarse y tratarse con respeto y dignidad, alguien que en verdad sepa que “lo importante son nuestros sentimientos”, y no es que me considere fea para nada, pero me elogia mil veces más que alguien diga algo bonito de mi forma de ser o de sentir que de alguna parte de mi cuerpo, porque para elogiarme alguna parte de mi cuerpo solo necesitan verme, pero para elogiar mis pensamientos o sentimientos necesitan conocerme, porque mi cuerpo algún día cambiará o envejecerá, pero mis pensamientos y sentimientos son algo que puede trascender en el tiempo.

Autor: Sunky