Es mejor algo difícil y duradero, que algo fácil y pasajero.

0
1999

Esta situación alocada donde todo quiere acelerarse me tiene un poco de los pelos, y es que si bien no tengo nada en contra de mejores transportes que sean más veloces y asequibles, o tecnologías para enviar y recibir datos con mejor velocidad y de forma más segura, no todo se trata de velocidad, no todo tiene que ir de prisa, hay cosas que llevan el disfrute precisamente en el tiempo que toman, como una charla con un amigo o amiga, tomarse un café, dar un beso largo y lento, hacer el amor, son algunos ejemplos de cosas que no deberían de ser más rápidas, y es que en verdad me tiene preocupada esa obsesión con hacerlo todo una versión más rápida sin importar la perdida en ocasiones de aquello que es esencial.

Ahora están de moda esas relaciones “sin compromiso”, o “abiertas”, donde las personas pueden llegar, besar, tocarse, tener sexo y después marcharse, sin decir una sola palabra, y donde los sentimientos no están permitidos, ósea que puedes hacer todo lo que hace un enamorado, pero “no debes enamorarte”, ¿soy yo la única que no entiende esto?, ¿Qué sentido tiene hacer todo lo que un enamorado hace pero sin poder sentir amor?, porque si te enamoras estas fuera del juego, ¡has roto las reglas! Y te tocará llorar solo, ¿si nos damos cuenta de en que lugar estamos poniendo al amor?, ¿si nos terminamos por enterar que después de esto no podemos quejarnos de que nos vaya mal en el amor?, le digas como le digas esto no es amor, para mi es prostitución de común acuerdo gratuita.

Lo peor de todo es que como si no fuera lo suficientemente absurdo actuar como enamorados, pero sin enamorase además de eso debemos hacerlo rápido, me pregunto ¿a que clase de idiota se le ocurrió algo como esto?, ¿a un hombre calenturiento que lo único que quería era coger sin compromisos? Y sobre todo mi pregunta más importante ¿en que momento se nos ocurrió a las mujeres que era una buena idea hacer algo como esto?, y es que estoy consciente de que el amor se aleja todo lo posible de la lógica convencional, pero incluso esto está mucho más alejado de algo que podría ser lógico o aceptarse como una buena idea, esto es más absurdo que la lógica que propone el amor en sí, pero vivimos en un mundo que tiene leche sin lactosa, café descafeinado, dulces sin azúcar, quizás el que se imagino esta idea pensaba en el amor como un producto y tuvo la excelente idea de decir “voy a inventar el amor sin amor”.

El problema es que la gente no termina por entender es que al amor no es como el café descafeinado que sabe a café, el amor sin amor es una estupidez, lo que mantiene a las personas juntas no es el hecho de tener sexo, besarse, etc…, son precisamente esos sentimientos que ahora tanto se desprecian los que le dan su magia a todo lo demás. Debemos entender que el corazón no sabe de modas, no puede adaptarse a esta necesidad de enamorarse rápidamente, y olvidar rápidamente, aunque todo el mundo cambie y la vida se pudra, el corazón sabe cómo amar y eso nadie se lo va a enseñar, y es que es precisamente en esta búsqueda de un amor que se prepare como una sopa instantánea donde las personas salen sufriendo, es en esta búsqueda de libertades absurdas que más bien son libertinajes donde las personas tambalean, porque comienzan relaciones “sin compromisos” y alguno de los dos termina sintiendo, el amor es algo que no puede acelerarse, porque es precisamente el tiempo lo que lo hace fuerte, real, y duradero, y es que podrán quizás hasta realizar el fermento o la maduración a un vino de forma artificial, pero el que quiera amar que se tome su tiempo o mejor que no intente hacerlo.

Autor: Sunky