Con o sin pareja, con o sin amor, con o sin marido, eres y siempre debes ser una mujer libre.

0
1655

Hoy en día hay todo un rollo entorno a la libertad y muchas veces se termina mal interpretando, y es todo un problema porque para cada persona la libertad puede ser algo distinto, por eso me gustaría dedicar unas líneas a definir lo que es para mi libertad y lo que no es antes de seguir hablando del tema. Para mi libertad es la capacidad de ser uno mismo, de decir lo que se piensa, de sentir y aceptar lo que se están sintiendo en realidad, es vestirme como más me gusto o como mejor me haga sentir el estar vestida determinado día o en determinado momento, es mantener y buscar mis propios sueños a pesar de estar en una relación con alguien más, es tener un espacio privado para mí misma donde nadie más que yo pueda hurgar, es poder decidir que quiero hacer con mi vida, cuantos hijos voy a tener, o si los quiero tener o no, que carrera estudiar, con que personas relacionarme, y finalmente es tener los medios para llevar a cabo todo lo ya mencionado.

Sé me habrán pasado algunos ejemplos de seguro, pero creo que esto ya permite un marco sobre lo que considero libertad, habiendo dicho esto es más fácil descartar lo que no es libertad, y no es libertad estar con quien quieras en el momento que quiera, porque una relación es de dos y no tienes derecho a meter a un tercero sin antes decírselo a tu actual pareja, y aunque he dicho que tenemos el derecho de decir lo que sentimos, también tenemos la responsabilidad de decir las cosas con tacto y buscar el mejor momento posible si se trata de un tema delicado, hacer daño deliberadamente a la otra persona con nuestros actos o palabras solo porque nos sentíamos mal en ese momento tampoco es libertad, no tienes libertad cuando no estas estable económicamente, porque cuando no hay sustento suficiente, la mente no piensa en otra cosa más que en conseguir dinero para las cosas más básicas y nos convertimos en esclavos de nuestras necesidades más básicas.

Así que ya con todas estas ideas sobre la mesa quiero decirte que tienes derecho de ser libre en todo momento, porque incluso estando sola puedes ser esclava de tus necesidades, así que lo primero en lo que hay que trabajar es en tener una vida estable, ya sea estudiando o preparándonos para algún trabajo que nos de lo que necesitamos para no preocuparnos por lo más fundamental, además de que los hombres siempre respetarán mucho más a una mujer que es completamente independiente de una que no sabe que hacer con su propia existencia, porque saben que no pueden venirte con el chantaje de que te mandarán a la calle y se te terminará la vida, si ellos saben que antes de estar con ellos ya tenías estabilidad no podrán chantajearte de esa manera, recuerda que “aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión”.

Pero la libertad más importante es aquella que viene de nunca reprimir nuestro verdadero “yo”, recuerda que las personas somos todas diferentes, y que tenemos derecho a disentir, tenemos derecho a no estar de acuerdo y eso no quiere decir que no puedas estar junto a esa persona, pero no puede exigirte que pienses de una manera específica, o que te vistas diferente a como lo deseas, tampoco debe de callarte cuando tienes algo que decir, ni mucho menos tratar de amedrentarte con golpes o gritos, hay varias formas de libertad, pero la más importante y aquella que siempre debes de defender por encima de todo es la libertad de ser tu misma, nadie es tan importante como para coartarla, no lo hagas tu misma ni permitas que te lo hagan, si alguien te quiere como eres ¡que bueno!, y si no lo hacen igual es bueno, así te dejan el camino libre para encontrar a la persona adecuada, así que recuerda: Con o sin pareja, con o sin amor, con o sin marido, eres y siempre debes ser una mujer libre.

Autor: Sunky