Nunca se esta tan hundido como para tocar el fondo.

0
1262

Nada está decidido nunca, porque mientras hay vida hay esperanza y siempre tenemos la capacidad de levantarnos de nuestros momentos más difíciles, siempre podemos salir de la obscuridad más profunda en la que hayamos caído, solo es cuestión de reconocer que nos habíamos equivocado y tomar un nuevo rumbo, siempre podemos ser capaces de reivindicarnos, de re inventarnos si conocemos las “causas” que nos llevaron a ese mal momento, lo importante en esta vida no es tratar de no equivocarnos, eso nadie puede hacerlo, lo importante es reconocer cuando estamos cometiendo un error lo más rápido que podamos y así podremos prepararnos para recibir el golpe que no es otra cosa más que la consecuencia de nuestros actos, y al mismo tiempo levantarnos y tomar un rumbo distinto.

Las personas temen mucho el equivocarse, y es lo mismo que tener miedo de vivir, incluso puedo asegurar que aquellas personas que no se atreven a arriesgarse terminan equivocándose más fuerte y más seguido que aquellos que tienen el valor de buscar conquistar sus sueños, de vivir con respecto a sus ideologías, porque no hay arrepentimiento más grande que el que se siente al no haber actuado en consecuencia a una buena oportunidad, no hay dolor mayor que saber que pudiste transformar tu realidad en algo mucho mejor y que no lo hiciste porque no tuviste el valor de arriesgarte, es horrible vivir en esa auto critica, porque muchas veces nos tachamos de cobardes y eso hiere nuestra auto estima, lo mejor es siempre actuar en consecuencia de las oportunidades que tenemos, aunque no debemos olvidar que por algo tenemos un cerebro, razonar y tantear las cosas es algo que siempre se debe de hacer antes de tomar alguna decisión importante.

Sin embargo hay personas que creen que su vida terminó después de haberse equivocado en algo que se terminó convirtiendo en un gran desastre, pero yo creo que es todo lo contrario, no existen personas con carácter que no se hayan sentido amedrentados o intimidados incluso por momentos complicados y difíciles, pero es de estas pruebas de donde nacen los grandes líderes, es de estos momentos donde nos volvemos fuertes, porque así como el acero nuestros corazones se templan al calor de ese fuego abrazador que pueden llegar a ser algunos problemas, pero nuestra vida no termina en una equivocación simplemente comienza una nueva, un error de tan grandes magnitudes nos obliga a replantearnos nuestros pasos y decisiones, nos obliga a cuestionarnos que estamos haciendo mal y siempre que se es capaz de superar alguna prueba así de grande nace una mejor versión de nosotros mismos.

Recuerda que nunca se esta tan roto como para querer morir, nunca se esta tan hundido que puedas llegar a tocar el fondo, nunca podrás tener una mayor satisfacción personal que aquella que se siente cuando eres capaz de lograr algo grande o de levantarte de un gran desastre, las victorias y las derrotas están correlacionadas la una con la otra, y nadie puede vivir pasar por esta vida sin equivocarse, nunca seremos los mismos, porque así como el universo nosotros estamos siempre en movimientos, siempre estamos cambiando, siempre estamos aprendiendo y siempre podemos levantarnos de la prueba que tengamos frente a nosotros por monumental e imponente que esta parezca, y solo recuerda: “las grandes pruebas solo les llegan a las grandes personas”, porque nunca estarás frente a una realidad que no seas capaz de superar o de cambiar.

Autor: Sunky