Si algo no te agrada, quítale el único poder que tiene: tu atención.

0
1475

Hay que ser muy cuidadosos de nuestra mente, nuestra mente puede ser nuestra mejor aliada o nuestra peor enemiga, todo depende de que y a quien dejamos entrar, y es que estamos muchas veces tan abiertos a la opinión publica que se nos olvida que nuestra vida es privada por algo, se nos olvida que al final de del día somos nosotros mismos los únicos que definimos si somos felices o no, si tenemos dinero o no para nuestras necesidades, si estamos contentos con nuestros logros o si debemos cambiar el rumbo, somos “nosotros” los más importantes en nuestras propias vidas, porque incluso nuestra familia en algún momento tomarán un camino propio y se alejaran de nuestra realidad.

Por eso me parece ilógico que tantas personas tengan que lidiar todo el tiempo con personas o con situaciones que les disgustan, que les incomodan o les hacen sentir mal, me parece ilógico porque estas personas creen que no pueden evitarlo, creen que se trata de algo externo e inmutable y que lo único que queda es aguantar lo más que se pueda, pero se les olvida que “para que algo sea capaz de afectarnos primero debe importarnos”, si le quitas tu atención a aquello que no te gusta pierde inmediatamente toda su fuerza, se convierte en algo sin ninguna fuerza en tu vida, se convierte en un fantasma incapaz de tocarte, y aunque le sigas viendo te das cuenta de que ha dejado de pertenecer a tu realidad, ahora es incapaz de provocar emociones en ti, es incapaz de perturbar tu felicidad.

No debemos olvidar que somos los únicos responsables de lo que esta en nuestra cabeza, somos los únicos responsables de lo que está ahí dentro y somos los únicos capaces de quitar aquello que no nos deja nada positivo en nuestras vidas, sé que parece una de esas soluciones mágicas que son inaplicables en nuestras vidas pero no lo es, realmente somos capaces de decidir que debe de importarnos y que no, solamente necesitamos un poco más de atención a lo que ronda por nuestros pensamientos, solamente necesitamos una charla interna de vez en cuando, para organizar aquello que se desordeno, para revisar que todos nuestros pensamientos y todas las cosas que nos importan las elegimos nosotros mismos, porque es fácil tomar ideas prestadas de las personas que escuchamos a nuestro alrededor, o incluso de los comentarios que escuchamos por la tv.

Así que la próxima vez que algo te esté molestando deberías preguntarte si ese algo es realmente importante para ti, de lo contrario simplemente réstale atención, comienza por pretender que realmente nada de eso te importa, practica ignorar todo lo que venga de ese algo, define en tu mente las razones por las cuales nada que provenga de esa persona o situación debería de importarte y veras como va perdiendo su capacidad de influenciarte, verás como dentro de poco te da igual si esta o no.

Autor: Sunky