Me has enseñado tú.

0
869

De ti aprendí a amar con todas las fibras de mi ser, de ti aprendí que la compañía de la persona correcta puede convertir un día malo en bueno y viceversa, de ti aprendí que no es necesario nada costoso para vivir la mejor de las aventuras románticas, y que una copa de champagne nada le envidia a una buena taza de café, de ti aprendí que las personas tenemos muchas facetas y que nunca somos la misma persona todo el tiempo, aprendí que puedo ser romántica incluso cuando me daba asco ver a las personas cursis, aprendí que nada es ajeno a nadie porque todos somos capaces de hacer lo mismo si estuviéramos en las mismas circunstancias, aprendí que el tiempo es relativo dependiendo de las actividades que estas haciendo o de las personas que te acompañan, y que no un solo camino para encontrar el amor, que el amor es distinto para cada persona o incluso para la misma persona acompañada de alguien diferente.

Me enseñaste que el amor no te da fuerzas más allá de las que en realidad ya tienes, pero si desbloquea una mayor cantidad de recursos de ti cuando estas enamorada de tal forma que te puedes sentir más fuerte, con más energía, más inteligente, más tolerante y más positiva, aprendí que hacer el amor y tener sexo desde afuera parecen exactamente lo mismo, pero dentro de la relación se sienten como algo que nada tiene que ver, aprendí que los besos son capaces de quitarme la sed, y que una carta escrita a mano vale por un millón de WhatsApp, aprendí a aceptarme a mi misma, porque cuando alguien es capaz de amar incluso aquellas partes de mi que a mi me disgustaban no podrían estar tan mal realmente, me enseñaste que la confianza en uno mismo no es un lujo si no algo necesario para vivir y ser feliz.

Me enseñaste que en la medida en la que uno mismo se respeta te respetarán los demás, y que las noches en la compañía correcta pueden ser la mejor parte del dia, me enseñaste que incluso los signos del zodiaco más incompatibles pueden ser protagonistas de las mejores historias de amor, me enseñaste a valorar lo real, a aceptar que las ilusiones sobre los amores perfectos son superfluas y sin sentido, pero que una persona con sus defectos y sus carencias puede hacerte vibrar incluso más que alguien que pretenda o parezca perfecta, porque cuando alguien te acepta con todos tus defectos, no te cuesta nada aceptar los suyos, me enseñaste que el amor es más cotidiano de lo que creemos y que incluso en la monotonía el amor sigue brillando y dándole un toque distinto a cada día a pesar de que todos desde afuera los puedan ver iguales y aburridos.

De ti aprendí que el amor no nace fuerte, se hace fuerte con el tiempo y con las vivencias juntos, que cada prueba que se supera deja una herida en el corazón pero al mismo tiempo hace más fuertes los lazos de las personas que pudieron salir victoriosos de esos momentos difíciles, me enseñaste que amor es una palabra que pocos entienden, que poco expresa, porque el amor es tan grande que aunque se escribiera una enciclopedia que hablara solo de él quedaría corta, me enseñaste que la felicidad esta en todas partes, en todas las cosas que hacemos, en cada momento que vivimos y que muchas veces solo necesitamos aceptar que somos felices para que nuestras vidas cambien, me enseñaste que el amor que nos pintan en las historietas, películas y novelas es fantasioso y poco viable, que el amor es más común y normal de lo que las personas esperan, es tan sencillo y al mismo tiempo tan hermoso porque todos lo podemos alcanzar-

Me enseñaste tantas cosas que es imposible ponerlas todas escritas en un papel, pero lo más importante que me enseñaste fue a amarme a mi misma, porque fue ahí donde aprendí la esencia del amor real, fue ahí donde también pude amarte de forma sincera y no de aquella forma superficial que hasta entones creía que era amor.

Autor: Sunky