Cuando las prioridades están claras, las decisiones se hacen fáciles.

0
2890

Soy de las que piensa que a las personas se les acepta o se les deja ir, tratar de cambiar a alguien es más una falta de respeto por esa persona que la perdida de tiempo que representa, creo que es completamente injusto condicionar el amor por alguien a ciertos cambios que nosotros necesitamos o buscamos en una persona por más importantes que estos sean para nosotros, ir en contra de la naturaleza de alguien es atentar directamente contra su libertad, contra su esencia misma y negarle como un todo, seccionar a una persona y decir esto si me gusta pero esto otro lo tienes que cambiar es absurdo por más que queramos aferrarnos a esa persona, lo más sano y sencillo es alejarnos nosotros mismos.

La vida nos presenta dificultades en las cuales tenemos que elegir una u otra opción, y siendo incapaces de recorrer dos caminos distintos se ponen a prueba nuestros ideales y sobre todo nuestras prioridades, a fin de cuentas nadie puede tenerlo todo y por eso es bueno saber elegir, es bueno saber dejar ir aquello que aunque importante lo es menos que la otra opción, no puedo juzgarte por la incertidumbre que presentas, no puedo juzgarte por titubear en ese momento en que yo fui una opción y no pudiste elegirme a mí de forma rápida y sencilla, no eres para nada una mala persona ni yo tampoco lo soy ahora que decido irme, es solo que ambos aprendimos algo con esta situación que la vida nos puso de frente, tu aprendiste que tus prioridades no están claras y yo que necesito a alguien que sea capaz de tenerme en su vida como lo más importante.

Me despido de tu vida deseándote de todo corazón que seas feliz, pues al menos no me hiciste daño deliberadamente, y si me lastimo tu falta de acción y certeza con respecto a lo importante que soy en tu vida fue más culpa mía que tuya, porque quizás tenia expectativas demasiado altas con respecto a nuestra relación, quiero dejar en claro que tienes en mi a una amiga verdadera, alguien a quien puedes acudir en caso de necesitar algún consejo o simplemente para haber de algo que te aqueje, siempre y cuando la visita sea cordial y nos limitemos a la relación de amistad que te ofrezco, no quiero una segunda vuelta, no quiero que me pidas otra oportunidad, porque como dije no has hecho nada malo, solamente dejaste en claro que yo no soy aquello que más valoras en tu vida.

Quizás el problema soy yo, por ser tan ambiciosa y desear a alguien que siempre me elija a mi sin reparos, por buscar a un hombre que quizás no exista, y quizás termine pagando mi error quedándome sola de por vida, pero aun así no puedo quitarme de la mente la idea de que me merezco un lugar mejor, que merezco alguien que me ame tanto que no dude en defenderme, en escogerme cuando las adversidades lleguen a nuestras vidas, y estoy tan convencida de eso que prefiero quedarme sola si soy incapaz de encontrar a ese hombre que siempre me ponga en primer lugar, y es que soy de las que piensan que no hay decisiones difíciles cuando las prioridades son claras, y además estoy segura que de haber sido yo quien tuviera que elegir te hubiera elegido a ti sin pensarlo un solo instante, como dije te deseo lo mejor y espero que ambos podamos encontrar la felicidad al lado de una persona que nos valore como nos lo merecemos.

Autor: Sunky