No necesito venganza, porque al final el que es malo se destruye solo.

0
1164

Todo cae por su propio peso, todo encuentra su lugar en la balanza del destino, pues el karma es un golpe del que nadie se escapa, y somos nosotros mismos quienes muchas veces cavamos nuestra propia tumba. Y es que parece que hay personas que nunca la pagan, pero eso es solo ante la vista de las personas, realmente del destino nadie se escapa, y el karma es un verdugo incontenible que nadie puede eludir, y aunque sean pocos los testigos de sus actos, incluso los más poderosos pagan, pues nadie está exento de pagar sus deudas con el cosmos, nadie puede corromper al universo para que se haga de la vista gorda y no le castigue con toda su furia, y lo gracioso de esto es que siempre termina regresando el daño en la misma medida en el que lo hiciste.

Sé que podrías estar pensando que te has salido con la tuya, que has logrado tus fechorías y salir ileso, puedes creer incluso que me hace falta determinación o valor para hacerte pagar el daño que me haz hecho, pero no podrías estar más equivocado, ya que soy consciente de tus pecados y no me creo con la suficiente sangre fría para hacerte pagar en justa medida por todos tus males, es por eso que he decidido dejarle la justicia a ese juez implacable, a ese ejecutor que siempre se cobra justamente lo necesario, además de que al tomar la justicia en mis manos terminaría en ese circulo vicioso de hacerse daño, sería yo ahora participe de tu castigo y en pocas palabras caería tan bajo como tú lo has hecho, y no hay una idea que me repudie tanto como el parecerme a ti en algún aspecto.

Suficiente tiempo he perdido ya con el que te dedique en su momento, pero una vez teniendo bien claro que no mereces la pena, sería una tontería mía seguirte dedicando más de mi vida, incluso si fuera para vengarme del daño que me haz hecho, sería darte mucha más importancia de la que en realidad te mereces, lo mejor para mi es olvidarte, hacer de cuenta que nunca te conocí, porque las personas como tu solo traen amargura y de eso ya tengo suficiente en mi vida, ya no quiero conservar más recuerdos tristes, ya no quiero seguir pensando en los errores de mi pasado, y es que no has sido más que un error, una piedra en mi camino, pero ha llegado el tiempo de dejarte enterrado entre aquellas cosas que hubieran sido mejor no haberlas vivido.

No esperes represalias mías, pero no pienses que soy una cobarde, es simplemente que he entendido que no vales la pena ni para vengarme, pero no te preocupes que tus crímenes no permanecerán impunes, en algún momento la vida misma se hará cargo de pagarte, y será en ese momento que sientas en carne propia el daño que me haz hecho cuando te darás cuenta de la magnitud de tus actos, pero yo no me sentaré a esperar para ver en que momento la vida te castiga, yo seguiré mi curso, seguiré viviendo mi vida, y lograré plantearme que has sido solo un mal sueño del que tuve la fortuna de despertar a tiempo.

Autor: Sunky