A veces me hago la tonta para ver hasta dónde llega el cinismo de algunas personas.

0
2401

Debo reconocer que algunas veces actuó con poca racionalidad, que en vez de irme de inmediato cuando me encuentro con alguien que no vale la pena algunas veces me quedo un poco más, son un poco morbosa en ese sentido, me gusta ver hasta donde son capaces de llegar las personas como tú, hasta donde pueden llevar sus mentiras sin sentido, hasta donde son capaces de meterse en el lodo cuando creen que nadie les esta viendo, me resulta un espectáculo interesante, y sabiendo que de todas formas estaba perdiendo mi tiempo al menos me entretengo viendo a las personas como tu tratando de mentir y de engañar sin límites, me imagino que estoy viendo a unos cerdos jugando en un charco de lodo, y de esa forma termino observando que tan bajo son capaces de caer algunos hombres cuando creen que no les están viendo.

No te preocupes por mí, no puedes hacerme daño, desde el momento en que me di cuenta de tus engaños deje de quererte y se terminó el poco respeto que te tenía, y por mi parte ya he estado viendo otras opciones de compañía, pero como aun no encuentro nada que valga la pena me quede para ver cuánto me podía divertir mirándote en tu charco de mentiras, entiendo perfectamente porque muchas personas han perdido la fe en la humanidad, y es que tu eres un ejemplo perfecto de eso, eres de ese tipo de personas que no tienen un limite en su mente, no tienes ni el menor remordimiento, compararte con un animal sería una falta de respeto para el desdichado animal con el cual te comparase, por eso evitaré hacerlo, no por respeto a ti, si no a los pobres animales.

No te puedes imaginar la risa que me daban tus pobres excusas, tus mentiras tan poco elaboradas, y tu pobre capacidad para recordarlas, la verdad si me divertí un poco mirándote como tropezabas cada vez que según tú me engañabas, como te creías tan inteligente y como en realidad dabas una pena ajena enorme, y es que algunas personas llegan a caer en las mentiras o incluso en la infidelidad, pero llegan a un tope donde ellos mismos comienzan a sentirse culpables, donde su conciencia comienza a atacarles en el día a día, donde su humanidad trata de retomar las riendas de su vida, casi todas las personas tienen un limite para las porquerías que son capaces de hacer, pero tu eres de esos pocos que me han aburrido antes de saber cuál era ese límite, porque cuando creí que no podrías caer más bajo aún me sorprendiste.

Sin embargo ya me he cansado de ver tu cinismo que no tiene fin, será mejor aquí separarnos, pero antes me gustaría decirte que aquello de lo que te sientes tan orgulloso es realmente una más de tus mentiras, porque a nadie engañas en realidad, el único que ha caído en tu engaño eres tu mismo, porque te consideras a ti mismo inteligente, y alguien de valor, cuando esas dos cosas son realmente tus principales carencias, y en verdad necesitas encontrarte a alguien muy estúpida para que te crea, para que no se de cuenta de tus mentiras tan simples, de tu falta de coherencia, y más aún para enamorarse de alguien que a todas luces se ve que no vale la pena.

Autor: Sunky