El amor verdadero es cuando alguien acepta tu pasado sin juzgarte, tu presente sin cambiarte y tu futuro sin lastimarte.

0
4255

Incondicional es aquello que el amor siempre será, si no comienza siendo incondicional estas perdiendo tu tiempo, y es que a pesar de que las personas sigan esgrimiendo el dicho de que el amor es complicado en realidad no lo es, amar es sencillo, tan simple como decir “si”, o “no”, no hay más, y cualquiera que quiera llevarlo más allá de ello está alejándose de la simple y sencilla verdad, porque son aquellos quienes no están interesados en amar los que comienzan a llenar el amor de adjetivos, de controversias, de contradicciones, de condiciones, pero el amor no lleva implícito nada de esto, el amor es algo tan natural y tan simple que sabemos amar cuando recién nacemos, nadie tiene que enseñarnos como se ama, sin embargo si se nos enseña a odiar.

Siempre que quiero ver la naturaleza de algo trato de irme a sus comienzos, trato de acercarme lo más posible a su raíz, y es por eso que me gusta tanto observar a los bebes, porque en ellos podemos ver lo que somos las personas de forma natural, cuando aún no hemos sido corrompidos por los dichos de nadie, cuando aún no experimentamos la cruda realidad, y es ahí donde vuelvo a creer en las personas, porque puedo ver en un recién nacido la alegría, el amor, el cariño, la empatía, que está implícita en los seres humanos, y aunque existen muchas corrientes que tratan de corrompernos nada puede llegar más allá de lo que somos en realidad, nadie es capaz de sobre escribir nuestra propia naturaleza, aquello con lo que nacimos nunca será arrebatado de nosotros por completo.

El amor es para mi el simple hecho de aceptar a alguien tal cual, de apreciarle por lo que es, de quererle simplemente por ser quien es, y comprender que nadie más podrá hacernos vivir lo que podemos experimentar con esa persona en específica, entender que cada uno de nosotros somos irrepetibles y que lo único que podemos decidir sobre los demás es si les dejamos o no entrar en nuestras vidas, yo sé que no se puede amar a todo el mundo, pero aquellos que decidas que son dignos de entrar en tu vida, aquellos que comparten tus sonrisas y tus logros, así como tus lagrimas y tus miedos merecen un trato digno de tu parte también, y pedirle a alguien que modifique su forma de ser para merecer nuestro amor es lo mismo que despreciarle, es como decirle que aún con todo lo bueno que tiene no es suficiente como para dejar de lado aquello que no nos gusta y en ese caso sería mejor alejarle de nuestras vidas y no tratar de engañarle vendiéndole un amor que le exija cambiarse a sí mismo.

Condicionar sobre el amor es mera hipocresía, es como decir que te gusta el cielo pero no las nubes, que te gusta el mar, pero no su sal, es como decir que en realidad no te gusta, y por más palabras bonitas le pongas a una oración en donde le pides cambiar a alguien a cambio de amor siempre terminará siendo una ofensa hacia esa persona, pero vuelvo a insistir que el amor siempre ha sido sencillo, y son aquellos que no quieren amar en verdad quienes la complican, porque buscan pretextos para no entregarse a nadie, porque tienen miedo de que alguien llegue a ser tan importante como lo son ellos mismos, porque no quieren comprometerse, porque no quieren saber lo que se siente cuando las cosas no salen bien y te parten el corazón, pero irónicamente son ellos la razón de una mayor cantidad de corazones rotos, porque nadie puede entrar en los corazones de aquellos que piensan que el amor es algo con lo cual se puede negociar, el amor es un si o un no, nada más.

Autor: Sunky