Un brindis por lo que ayer dolió y hoy ya no importa.

0
1820

Las personas siguen repitiendo que todo pasa por una razón, y cada vez me lo creo más, porque ha sido la experiencia la que me ha enseñado que por muy importante que pueda ser la persona a tu lado con una decepción y algo de tiempo cualquiera se puede llegar a olvidar, y aún así hay personas que se aferran a actuar como unos déspotas payasos, siguen intentando tratar a la mujer con la punta del pie, y lo hacen porque creen que el amor que les tienen es tan grande que evitará que haya represalias, y evitará que esa mujer les deje y les termine olvidando, siguen creyéndose irrepetibles y formidables y lo único que logran con eso es apartar a cualquiera de su lado, no importando lo mucho que les quisieran alguna vez.

Sin embargo, para nuestra suerte no todos los hombres son unos idiotas como esos, y puedo decir con esperanza que cada vez veo menos de esos idiotas que les gusta tratar a las mujeres como meros objetos, cada vez la sociedad es más consciente de que todos merecemos respeto, cada vez hay más hombres dispuestos a buscar una relación de igualdad con la mujer que ha de acompañarles a través del tiempo, cada vez las mujeres nos sentimos menos atraídas por aquellas demostraciones estúpidas en las que caían los machos de antaño, cada vez estamos menos dispuestas a jugarnos nuestro orgullo por mantener el “cariño” de aquel extraño, cada vez las mujeres somos más seguras de nosotras mismas y cada vez tenemos miedo a decir “NO”.

Por eso me parece mas que justo que la vida te haya puesto en este estado, en esta situación en la que vienes a rogar por un poco del cariño que alguna vez te tuve, pero gracias a Dios de eso ya no queda nada, lo que alguna vez sentí por ti quedo sepultado entre los escombros de la relación que mandaste a la chingada, y no me quedo ninguna duda de que nunca mereciste ni la mitad del amor que yo te di, me da gusto poder ser inmune a tus lagrimas, porque estoy segura que hubo un tiempo en el que te hubiera perdonado sin pensarlo, aun sabiendo que solo cambiarías por un tiempo y volverías otra vez a tus viejos pasos, pero ahora en verdad ya no siento nada por ti, ni amor, ni odio, ni cariño, ni dolor, y si algún sentimiento puedes hacer nacer en mi es solo lastima, porque no puedo imaginarme lo mal que se ha de sentir el saber que tuviste a alguien que te lo dio todo y lo perdiste por meras idioteces, ha de ser terrible tener ese remordimiento en la mente.

Pero yo he aprendido a mirar hacia en frente y es por eso que te pido que te quites de mi camino, porque yo hacia atrás no voy ni para tomar impulso, y tú claramente fuiste un error de aquellos que no se me antoja repetir nunca más, sin embargo, he de brindar a tu salud un día de estos, porque si tengo algo que agradecerte, eso sería que te fuiste de mi lado y me obligaste a mirar de nuevo a un mundo que creía tétrico y desconocido, pero ahí fue donde encontré personas mucho mejores que tu que me recordaron que no vale la pena amargarse por alguien que no te ha hecho sonreír más de lo que te hizo llorar.

Autor: Sunky