La vida sigue, con o sin amigos, con o sin amor.

0
560

Es triste desilusionarse, es triste cuando la gente termina por demostrarte que no se merecían el espacio que en tu corazón les reservaste, y si ya de por si es triste cuando la desilusión toca a tu puerta para decirte que la persona de quien estabas enamorada era un cretino que no le importabas, siempre es bueno en esos momentos tener a una amiga que se preocupe por ti y que comparta contigo una taza de café mientras con ella te desahogas contándole tus penas, pero hay momentos en la vida en los que la decepción viene acompañada y resulta que la mujer con la que tu ex pareja te engañaba no era otra si no aquella a quien considerabas “tu mejor amiga”, es triste porque entonces te das cuenta de la ola de mentiras que ambos te contaban, y como los dos se aprovecharon de tu confianza para clavarte un puñal en la espalda.

No voy a negar que cuando me enteré me sentí tan mal que creía que me volvería loca, y más porque termine por enterarme que las dos personas a quien más quería se burlaban de mi a mis espaldas, ¿Qué razón había para hacer las cosas de esa manera?, si quien le gustaba era mi amiga porque paso por mi para estar con ella, y si a ella le gustaba él ¿Por qué nunca me lo dijo?, creo que tenía derecho a saber que mi novio le parecía atractivo o que quería acostarse con él, entiendo que ambos me jugaron una mala pasada, que ella le conto mis secretos más vergonzosos para opacarme ante sus ojos y que le conto todas las cosas que solo a ella le había dicho en secreto, aquellos momentos en los que dudé de él, y algunas cosas que yo pensaba, no tenía derecho a decirlo, porque eran pensamientos efímeros que me pasaron un par de veces por la cabeza y que yo por la confianza le comenté a ella.

No voy a negar que son extrañas mis circunstancias, porque uno suele apoyarse en quienes ama para superar los momentos difíciles o tristes, y cuando la pareja falla acudes a las amistades para derramar tus lágrimas, yo no tengo donde depositar las mías en este momento, pero se que por malo que sea lo que ahora me pasa este sentimiento no será por siempre, sé que terminaré dándole gracias a la vida por quitarme ese par de traidores de mis espaldas, sé que ninguno de los dos se merecía el cariño y la confianza que les daba y sé que el destino tiene una forma despiadada de cobrarse las cuentas pendientes con aquellos que se pasan, es por eso que no estoy pensando en tomar venganza.

Y aunque muchos piensan que necesito ayuda la verdad es que aunque hoy me encuentro destrozada sé que tendré las fuerzas para levantarme mañana, no pienso rendirme ni caer en la agonía por dos personas que no me merecían, hoy estoy sufriendo porque necesito llorar todo lo que les quería, pero será mi manera de decirles que nada me importan el hecho de que me vean feliz el día de mañana triunfando en sus narices, y se que con el tiempo llegarán personas que tomaran sus lugares en vida, solo espero que sean mejores que estos que hoy han demostrado que nada valían.

Autor: Sunky