Ojalá te enamores.

0
155

Es difícil siquiera imaginar el dolor tan grande que te puede causar una persona a la que malamente le has entregado el corazón, es imposible si nunca haz sentido lo que es estar del otro lado, del lado de quien ama del lado de quien se da por completo y solo espera de la otra persona lo mismo que está ofreciendo, cariño, entrega, sinceridad, amor, comprensión y fidelidad; y es que en este mundo tan torcido puede parecer una idiotez esperar tanto de alguien que ni siquiera tu familia es, y puede ser una completa locura, y algo difícil de entender si no haz estado de este lado, si nunca has puesto tu vida en las manos de un extraño, por eso te deseo de todo corazón que alguna vez seas capaz de querer, de la misma manera en que yo te quise a ti.

Verás como todo comienza como una historia feliz, y como parece que no hay motivos para dudar de los sentimientos que la otra persona dice tener por ti, y será precisamente en ese momento, en el que más seguro te sientas en el que más vulnerable serás en realidad, y es que no hay manera de querer sin apostar, no hay forma de ganar si no eres capaz de jugártela por aquella persona que está a tu lado, aún cuando las probabilidades vayan en contra, aun cuando la lógica te diga que no debes hacerlo, aun cuando el mundo entero te diga que es un error, tendrás que dar un paso adelante y hacer un salto de fe, eso si quieres participar de las mieles del querer de verdad, y no será algo que te exijan, será algo que harás por que sabrás que no tienes de otra, tu mismo corazón te lo exigirá a pesar de que tu mente estará gritándote con argumentos lógicos que te detengas, a pesar de tener al mundo entero en contra no lo harás.

Quizás esa sea la razón por la cual cada vez menos personas quieren enamorarse, pero cuando llega una persona a tu vida que despierta ese sentimiento en ti no hay marcha atrás, en ese momento ya es demasiado tarde para levantar muros a tu alrededor, ya no habrá nada que te proteja, porque la semilla de ese cariño echara brotes en tu corazón y ahora serás tu mismo quien le abra la puerta a aquella persona tan maravillosa y peligrosa, no podrás oponer resistencia aunque quieras, aunque lo más probable es que no desees oponerte a seguir con esa sensación vertiginosa de estar en esa montaña rusa de emociones que te llevan a una velocidad que no eres capaz de comprender siquiera, y te suben y te bajan tan rápido que no tienes tiempo de acostumbrarse a nada, entonces doblas las manos ante lo que estás sintiendo y simplemente te preparas para abrir tus alas.

Y comienzas a volar a donde esa persona quiere llevarte, te sientes libre por primera vez aunque paradójicamente nunca antes has sido tan esclavo de nadie, y vives en esa esclavitud que no pesa, porque conceder los deseos de quien amas en realidad es lo que tu tambien deseas, y es precisamente en ese momento donde comienzas a soñar con alcanzar aquellas montañas tan altas que creías que ni siquiera existían, cuando por fin te sientes capaz de hacer lo que sea y cuando sea con la simple compañía de aquella persona que te inspira con solo un par de palabras, cuando la realidad te golpea y caes en picada, porque muchas veces aquella persona a la que amas resulta no ser la correcta, y será durante esa caída y cuando por fin vuelva a tocar la tierra, cuando estés lamiendo tus heridas que recordarás a esa mujer que tanto te quería, y será inevitable para ti preguntarte ¿Cómo hubiera sido si hubieras sido capaz de corresponder los sentimientos de aquella que se enamoro de ti y traicionaste.

Autor: Sunky